Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El burdel de Montepinar

La transformación del bar de Enrique en un local de alterne por iniciativa de Maxi y las dificultades económicas por las que atravesarán los 'Cuquis' tras el despido de Maite, protagonizarán el capítulo de 'La que se avecina'.
En el episodio titulado 'Un teléfono, un puticlub y una humedad terrible', Enrique, como concejal de Juventud y Tiempo Libre del Ayuntamiento, deberá desalojar a las prostitutas del centro. Sin embargo, éstas se trasladarán hasta las puertas de su domicilio en señal de protesta. En medio de este clima de crispación, Maxi tendrá una idea que revolucionará la comunidad: transformar el bar de Enrique en un local de alterne.

Amador y su esposa deberán enfrentarse a una inesperada noticia: el despido fulminante de Maite. Además, este contratiempo se producirá en el peor momento, ya que deberán hacer frente al arreglo de una humedad en el 1º A y a la celebración por todo lo alto del cumpleaños de las pequeñas Carlota y Maite, a las que sorprenderán con un hermoso pony.
La llegada al inmueble de Blanca, la compañera de piso de Raquel, desatará un enfrentamiento entre Joaquín y su hermano Sergio por ver quién la seducirá antes. La elegancia y la galantería del mayor de los hermanos Arias rivalizará con la inseguridad y la juventud de Sergio.
Javi no quiere cambiar su antediluviano móvil modelo 'ladrillo'. Pero, tras detrozar sin querer un teléfono de última generación que le había regalado Lola, no le queda más remedio que comprarse otro, y carísimo por cierto. Al final al supernovio no sólo se gusta el nuevo modelo, sino que se convierte en un adicto a las videollamadas y el 3G.