Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Un gigoló, una caja fuerte y un hechicero del amor"

Enrique Pastor se encuentra inmerso en los preparativos de las fiestas de la localidad, responsabilidad derivada de su cargo como el concejal de Juventud y de Tiempo Libre del Ayuntamiento. Tras cerrar la actuación de Andy y Lucas en el auditorio municipal, una compleja situación le lleva a convertir a Estela en telonera del grupo. Mientras tanto, Maxi decide retener al dúo gaditano llevándolo a 'Mirador de Montepinar', donde la banda ofrece un improvisado concierto en el 'Max & Henry'.
Consciente del tiempo y dedicación que le absorbe la vicepresidencia de la comunidad, Enrique decide abandonar el cargo para centrarse en su vida privada. Poco después, conoce a una mujer extraordinaria con un único inconveniente: su pertenencia a una oscura y extraña secta.
 
Preocupada por la crisis que se cierne sobre su matrimonio, Berta comienza a sospechar que su marido mantiene una relación sentimental con Judith, la atractiva psicóloga del complejo residencial. La esposa del mayorista de pescado congelado decide compartir sus inquietudes conyugales con el padre Alejandro, su atractivo confesor.
 
Por otra parte, Maite se muestra ilusionada con la decoración de su nueva casa, mientras Amador, que pretende arreglar su matrimonio, comienza a trabajar como gigoló para ganar dinero rápidamente.
Ante la proximidad de su intervención como tertuliana en un programa de televisión, Judith decide perder peso sometiéndose a una dieta de emergencia a base de unas anfetaminas que le vende Maxi.