Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un masajista, un imán de chochetes y un príncipe de los Cárpatos

Los niveles de paranoia del máximo dirigente de la comunidad de 'Mirador de Montepinar' se disparan tras constatar que su esposa ha mantenido una aventura amorosa con otro hombre. Desenmascar a quien ha puesto en jaque la estabilidad de su matrimonio constituirá la principal prioridad de Antonio Recio, en el nuevo capítulo de 'La que se avecina' que Telecinco emite el miércoles 2 de junio, a partir de las 22:00 horas.
En el episodio titulado "Un masajista, un imán de chochetes y un príncipe de los Cárpatos" , completamente trastornado, incapaz de superar la infidelidad de su mujer y obsesionado con descubrir la identidad de su amante, Antonio Recio está convencido de que el responsable de su crisis matrimonial es el masajista de su mujer.
  Por otra parte, Fran, que se ha vuelto gótico, informa a su progenitor de su deseo de contraer matrimonio. Con el fin de acercarse a su hijo y comprender sus nuevas inquietudes, Enrique muestra interés en conocer a la novia del joven. Previamente al encuentro, el concejal de Juventud y Tiempo Libre del Ayuntamiento redecora su apartamento y modifica su indumentaria siguiendo la estética gótica.
 
Tras ser convocada a un casting para un anuncio de cereales, Estela acude al proceso de selección acompañada de Lola. Cuando la joven es elegida para protagonizar el spot, se produce una guerra abierta entre madre e hija en un momento en el que Lola asegura haber descubierto su gran vocación: la interpretación.
 
Ha cobrado su primera nómina pero no desea compartirla con su ex-mujer, por lo que pide un favor especial a Javi: ingresar el dinero en su cuenta para que Maite no pueda hacer uso del mismo. La situación se complica cuando Lola descubre el ingreso y utiliza dicha cantidad para matricularse en una escuela de Arte Dramático.