Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Chusa es capaz de todo por Amador... hasta de intoxicarse con jabón industrial

Amador ha acabado en la cárcel con la Chusa después de agredir al padre de acogida de los cuquitos, "han secuestrado a mis hijos", le dice a Rebeca. La abogada consigue sacarle del calabozo pero él antes consigue la dirección de la familia de acogida gracias a la vagabunda. La Chusa ingiere jabón líquido para despistar a los agentes y en ese momento el Cuqui entra en el ordenador de la policía y busca la dirección de los niños.