Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡El bajo de Fermín está embrujado!

El padre de Lola siempre da la cara y tiene una gran historia que contarles a los dos nuevos inquilinos de su piso, Lucía y Juan (Diana Palazón y Juan Díaz) para echarles. Pero se le va un poco de las manos y les acaba contando que la casa está embrujada. Él sólo quería que se fueran para poderles vender el piso a una pareja de gays.