Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de Mila, a través de Anne Germain: "Tuve que preparar el camino para otra persona"

Quería contactar con su padre, del que no pudo despedirse, dado que se encontraba fuera de España. Mila Ximénez escuchaba entre lágrimas las palabras de Anne Germain transmitiéndole las de su padre y su madre. "Ha definido perfectamente a mamá", decía tras hablar con la médium.

Mila Ximénez no pudo despedirse de su padre antes de morir: "Cuando llegué tenía los ojos cerrados, me gustaría saber si él se despidió de mí de alguna manera", decía antes de entrar en 'Más allá de la vida'. Nerviosa, llegaba al plató y saludaba a Anne quien, muy pronto, decía: "hay un caballero que se acerca rápidamente".
La médium narraba que se trataba de un caballero "con una fortísima personalidad" y añadía que le transmitía una sensación muy paternal, muy protectora. Anne transmitía que le hablaba del momento de su marcha: "cuando él partió no fue fácil para la familia como él hubiera querido, porque estaban pasando muchas cosas en ese momento. Él dice que los problemas emocionales que estaban sucediendo cuando él partió no podrían haber sucedido en peor momento". "Voy a decirlo como él lo dice", anunciaba Anne: "Tuve que preparar el camino para otra persona", algo que Mila interpretaba como que su padre preparó a su madre para marchar.
La médium continuaba narrando detalles de su personalidad, no le gustaba que las mujeres se maquillaran, también le mostraba dos relojes, algo que Mila no sabía interpretar pero sí su hermano, también presente en el plató. También le mostraba bolígrafos perfectamente alineados, una lupa, un papel…
Entonces llegó alguien más: "Está acercándose una señora, él es tremendamente protector hacia ella". Mila Ximénez no podía aguantar las lágrimas: "Dice que ella ahora ya no está confundida, ahora se acuerda perfectamente de quién soy y se acuerda de quién eres tú. Ella no tuvo ninguna intención de olvidar quiénes éramos. Yo vine a recogerla". También le mostraba joyas, un brazalete de mucho peso y explicaba que esta mujer "era tremendamente cuidadosa". Anne explicaba que la pareja estaba "saludando a alguien del público", es más, aseguraba que la mujer "se dirige al chico que está en el público, lanza besos a esa persona", decía.
Germain transmitía sus palabras: "Dice que la decisión más difícil para mí fue permitir que cuidaran de ella. Sentí que le había fallado, le prometiste que siempre la cuidarías pero la eché mucho de menos, por eso un día vine a buscarla". Seguía hablando de la personalidad de su madre, de sus manos perfectamente cuidadas, lo cuidadosa que era con la ropa...
Pero también tenían algo que decir sobre unas palabras de Mila: "me gustan también las palabras que has escrito pero lo que no sabes es que yo te estuve observando mientras escribías esas palabras. Lloraste tanto que tuviste que dejar de hacerlo en dos ocasiones. Normalmente no tiemblas cuando escribes algo, normalmente escribes en ordenador pero en esta ocasión lo hiciste a mano. Al final no eras capaz de ver lo que estabas escribiendo".
Anne Germain abandonaba el plató y Mila Ximénez, junto a su hermano Manolo, aseguraba que había definido "perfectamente" a sus padres. "Ha entrado en detalles que todo el mundo desconoce como lo de la ropa", decía Mila, "hay tres cosas que es imposible que sepa" y citaba el cuidado de las manos y las joyas, que ella tiene guardadas, algo que nadie sabe.
La periodista también hablaba de las palabras que había escrito. Explicaba que cuando murió su padre lo pasó muy mal y estuvo encerrada en casa durante dos semanas, fue entonces cuando su puso a escribir: "Le mandé una carta horrible a mi padre (...) Horrible porque estaba muy cabreada con él, con mis hermanos, siempre pensé que era una negligencia médica, me molestó que no esperara a que viniera, pero yo estaba pidiéndole perdón por no haber estado, desconocía que le había pasado algo".