Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adriana dispuesta a robar las joyas

A pesar de las dudas y los miedos, Adriana y su padre deciden seguir adelante con su plan para robar las joyas.
El encontronazo con Jony deja a Adriana al límite. Claudio se tiene que aplicar a fondo para mantener la moral de su hija y disuadirla de que se lo cuente todo a Diego, pues cada vez que se cruza con su novio a ella se le cae el alma a los pies.
La operación sigue adelante y gracias a las dotes de galán de Claudio van avanzando. El padre de Adri enamora a la Kausman chapurreando ruso y padre e hija obtienen la combinación de la caja fuerte. Haciendo caso omiso a la voz de su conciencia, Adri se cuela en el despacho de dirección dispuesta a robar las joyas.
Be, por su parte, sigue maravillada con la increíble transformación de su madre. Alicia, en efecto, reparte sonrisas a diestro y siniestro, e incluso hace buenas migas con Chali.
Lo que no se imagina Be es que todo es pura fachada: en realidad sigue maquinando el golpe mortal, con la colaboración de Ángel y, muy a su pesar, de Noelia, que a base de triquiñuelas logra hacerse valer.
Y por último Nacho sigue afligido por la inevitable marcha de Isabel a Pekín con su marido.