Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adriana flaquea y es pillada por el Joni

Cuando Claudio y Adri lo tienen todo listo para el robo, DIego se interpone en su planes nombrándose jefe de seguridad. Este contratiempo hace que padre e hija se tengan que poner las pilas para conseguir la clave. Sin embargo, no servirá de mucho cuando Adriana flaquea y acude a casa de Diego para contárselo todo.
Finalmente, Diego decide implicarse en la exposición y se proclama jefe de seguridad en detrimento de Claudio. Sin saberlo, se erige en el mayor enemigo para los planes del robo que planea su novia.
A pesar de todo, la mensajer decide seguir adelante con el robo y entre ella y Claudio se las ingenian para conseguir la clave que sólo Diego conoce para desactivar la alarma. Sin embargo, cuando está todo listo, Adri se echa para atrás. 
La noche antes del atraco la mensajera flaquea y corre a casa de Diego para contarle toda la verdad. Desafortunadamente, quien escucha su confesión es Joni que se ha colado en casa de Diego.
Entretanto, Noelia harta de sufrir el desprecio de Angel lo somete a un chantaje: si no cuentan con ella para sus planes de derrocar a Chali, Noelia le dirá a la peluquera que Alicia y él han encargado al Joni que robe las joyas de Kausman.
Mientras, Alicia hace caso a su hijo y embauca a Chali con un falso rol sentimental. La peluquera aparca sus reticencias hacia Alicia cuando ésta muy emotiva le regala una foto de Daniel Echagaray cuando era joven.
Por su parte, Isabel presionada por Mario acaba aceptando su propuesta de irse a Pekín aunque su pasión por Nacho no deja de provocarle las más románticas ensoñaciones.