Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adriana pide ayuda a su padre

Pese a sus diferencias, la crítica situación en la que se encuentran Be y Aadri provoca que la mensajera tenga que recurrir a su padre.
La situación en Bulevar es crítica. La revista necesita urgentemente una inyección de dinero para afrontar la crisis y la marcha de anunciantes. Para ello, Chali y Noelia se ponen manos a la obra, cada una con sus ideas.
La presidenta y la directora de marketing compiten con sendas propuestas publicitarias para Aguacate. Frente a la arriesgada idea de Chali con su fotonovela, Noelia sigue una línea más profesional con grandes modelos, fotógrafos..
Por su parte, Be, Adriana y Benito siguen de susto en susto. Después de la precipitada huida de los hombres de Joni de su casa, los tres amigos tienen que abandonar su hogar y pasar la noche en el plató de Bulevar 21. Sin embargo, tampoco allí están seguros.
Dada la situación, Adriana no tiene más remedio que tragarse su orgullo y llamar a la única personal que les puede ayudar a salir del lío: su padre. La joven se pone en contacto con él después de haber denunciado a la banda y le pide que delate a su socio y le cuente a la policía donde está Joni.
Entretanto, después de su reunión con el profesor de Arte de Lolo, Richard decide ayudar a su hijo para que no le expulsen. Sin embargo, las cosas no saldrán como ellos esperaban. Richard se ve obligado a pernoctar en un aula y finalmente se ve obligado a impartir una clase de Historia a todos los alumnos.
Mientras, Cayetana se da cuenta de que Nacho es todo un padrazo y hasta Diego comienza tímidamente a relacionarse con el pequeño Mateo dándole el biberón por primera vez.