Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro o Nacho, ¿con quien te quedas?

Hace más de un año y medio que conocimos a Bea y, desde un principio, supimos que su relación con el amor no había sido fácil.  Su aspecto sobresalía por encima de cualquier otra cualidad y nunca había sentido la llamada del amor. Nunca hasta su llegada a Bulevar.
Gracias a su jefe descubrió nuevos sentimientos y nos hizo partícipe de ellos en cada capítulo, en cada post de su blog. Parecía imposible, sobre todo porque todos conocíamos los verdaderos intereses de Álvaro en la relación. Pero al final, como en toda gran historia triunfó el amor. Fuimos testigos de cómo Álvaro iba cayento en su propia trampa y aprendimos a perdonarle antes de que Bea descubriera la verdad.
Pero llegó el fatídico momento. Nadie quería, pero Bea descubrió la farsa. Ya no había marcha atrás. ¿Qué habríamos hecho nosotros? ¿Hubieramos perdonado? Ella no fue capaz y nosotros la entendimos. Nos transmitió todo su dolor y fuimos comprensivos con su decepción, a pesar de que muchos creen todavía que algo tan bonito no puede terminar así.
Fue entonces cuando llegó Nacho. El novio perfecto, el yerno ideal: guapo, inteligente, leal y, sobre todo, incapaz de hacer daño a Bea. ¿Y ahora qué?1
Es verdad que Álvaro había sido hasta aquel momento el gran amor de nuestra fea pero ¿qué pasa cuando te falla? Todos sabemos que no siente por Nacho la misma pasión que sentía por Álvaro, no hay los mismos nervios y las mariposas en el estómago han desaparecido, pero ¿qué importa? Nacho tiene mucho más y compensa esas carencias con su amor, su comprensión, su bondad... Lo daría todo por Bea y jamás haría algo que le hiciera daño. En definitiva: el 'marido' ideal ¿o no?
Pero en realidad, el público prefiere a Álvaro, sobre todo ahora que es mucho más cercano y es consciente de lo que ha perdido, pero Nacho es especial y no encontramos ninguna razón para que su relación con Bea no triunfe. ¿Qué hacer? No podemos negar que Bea es feliz, que está enamorada pero, ¿es eso suficiente para olvidar?
La situación no puede ser más complicada. Es difícil olvidar un amor como el de Álvaro, pero también es complicado dejar atrás el dolor y el sufrimiento que provocó en su día. Pero ¿donde hubo fuego quedarán rescoldos? Y es lo que no sabemos, ¿cual son los verdaderos sentimientos de Bea?¿Habrá olvidado de verdad a Álvaro o su relación con Nacho es un intento por dejar atrás el pasado? Eso lo tendrá que decidir la propia Bea, pero nosotros . podemos opinar y mostrar nuestras preferencias aquí, en telecinco.es