Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro se confiesa a Carmelo

En el capítulo del martes 29 de enero la relación entre Carmelo y Álvaro sufre un vuelco inesperado.
La estancia en el calabozo se alarga y las conversaciones entre Álvaro y Carmelo dan para mucho. Tras un primer encontronazo, el ex director de Bulevar confiesa al padre de Bea, que si su hija está libre es porque él cedió sus acciones a Diego para que este retirara la denuncia contra la joven. El gesto desinteresado de Álvaro conmueve a Carmelo, que comienza a ver a Álvaro con otro ojos.
Afortunadamente para la pareja, Nacho pone fin a su detención y consigue que salgan en libertad. Una vez libres, se marchan al bar de Quico donde el abogado y Álvaro se quedan preparando el juicio. Sin embargo, la conversación no será tan amistosa como cabría esperar y como siempre que se juntan, la conversación acaba derivando hacia Bea. Los dos enamorados de Bea aprovechan para decirse las verdades a la cara.
Entretanto, Daniel Echegaray no puede aguantar la presión que está ejerciendo Diego para conseguir su crédito. Ante la posibilidad de que difunda el vídeo del beso entre él y Richard en el ascensor de Bulevar, Echegaray juniorcede al chantaje de Diego e intenta conseguir el crédito en el BCA.
Lo que ninguno de los involucrados espera es que la cinta con la grabación del beso acabe en manos de Bárbara. La rubia piensa que la cinta es una película romántica y se la lleva a casa para verla con Richard. Su sorpresa ante el contenido será mayúscula.
Por su parte, la nueva redactora de Bulevar 21, Andrea,  es presionada por Estela para que escriba un artículo impactante que demuestre que la joven es merecedora del nuevo puesto que ocupa.