Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anatomía de la vulva

Aparato reproductor femeninotelecinco.es
El aparato reproductor femenino está compuesto por los órganos genitales externos y por los internos, y cada uno de esos órganos desempeña una función concreta.
Órganos genitales internos:
-Trompas de Falopio.
-Ovarios. Son dos gónadas encargadas de segregar hormonas femeninas, los estrógenos y la progesterona y también producir los óvulos que serán transportados por las trompas y más tarde fecundados por los espermatozoides. Tiene forma ovoide, de color blanco grisáceo y el tamaño varía según la edad, en la mujer adulta mide 4 centímetros de largo, 2 de ancho y uno de espesor.
-Útero. Es un órgano muscular, también llamado matriz, hueco, en forma de cono, y destinado a recibir el óvulo fecundado para asegurar todo el proceso de gestación del embrión. Está situado entre la vejiga por delante y por el ano por detrás y consta de diferentes partes: el cuerpo uterino donde se desarrolla el embrión y el cuello uterino que se comunica con la parte superior de la vagina. Además está revestido por tres capas, perimetrio, miometrio y endometrio. Este último se regenera en cada ciclo menstrual al no haber sido fecundado.
-Vagina. Así lo define la investigadora Helen Singer Kaplan, autora del libro 'La nueva terapia sexual 1', "la vagina es un túnel flexible compuesto por músculos de fibra lisa y con sólo alguna musculatura estriada cerca del introito (o también llamado vestíbulo exterior)". Va desde el útero hasta la vulva y mide entre 8 y 11 centímetros de longitud. Sus funciones son las de servir para la expulsión del flujo menstrual, como orificio por donde el hombre introduce el pene en el coito y expulsa el semen con los espermatozoides encargados de fecundar el óvulo y la vía de salida del feto durante el parto.
Órganos genitales externos o vulva: -Monte de Venus.
Es una zona adiposa recubierta de vello, en forma de triángulo que termina en los labios mayores, situada sobre el hueso púbico.
-Labios mayores. Son dos pliegues de la piel que ocultan los genitales externos, arrancan en el Monte de Venus y llegan hasta el ano. Su función básica es la de proteger y si se estimula adecuadamente también puede ser un punto muy sensitivo hinchándose cuando la mujer está excitada.
-Labios menores. Es el órgano encargado de proteger el glande y el tallo del clítoris, además cuenta con multitud de terminaciones nerviosas. Puede cambiar de color según el estado de ánimo, el ciclo menstrual y los niveles de excitación. Hay veces que los labios menores pueden ser muy altos y sobresalen y otras veces son muy pequeños y poco visibles dentro de la vulva.
-Clítoris. Es el órgano sexual por excelencia cuya única función hasta ahora conocida es la de dar placer a la mujer. El glande del clítoris está unido a los labios menores y cubierto por un capuchón (semejante al del pene). Cuando está muy excitado se hincha de sangre y puede llegar a agrandarse unos 3 centímetros de largo. Este término fue nombrado por primera vez en los siglos I-II d.C por el médico Rufo de Éfeso, y siglos más tarde fue una palabra tabú en muchos países. En culturas africanas se practica la ablación o mutilación de esta parte de los genitales femeninos para evitar que la mujer tenga placer sexual.