Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel a Ainhoa: "Yo también siento lo mismo"

Ainhoa escribe una carta a su hermano y con su presión consigue que Mito confiese con lo que Ángel sale en libertad. Ángel, agradecido a su hermana, asegura que no podrá olvidar la carta que le escribió y que él siente lo mismo que ella. ¿El resultado? Un momento que, sin duda, iba más allá de la ternura...
Ainhoa Mito no está conforme con la versión de Ángel e indaga acerca de lo ocurrido con Oriol, el padre de Yure. La joven consigue que su hermano confiese que ha callado porque Ángel se lo pidió y que fueron sus amigos los que apedrearon al hombre.
Su hermana decide entonces tomar cartas en el asunto y cuenta a Luis todo lo ocurrido. Pero va más allá: Junto a se propone colarse en la comisaría para decir a Ángel que ya sabe todo e idear un modo de sacarlo de allí. Sin embargo, cuando intenta ligarse a un oficial de la comisaría, Elena las intercepta y les detiene en sus propósitos. De este modo, Ainhoa jugará su última carta: Escribir una carta a Ángel y hacérsela llegar por medio de la asistente social. Tamara
Por fin, Mito confesará toda la verda lo que, unido a la versión de Oriol tras despertar del coma en el que se encontraba surmergido y Ángel recuperará su libertad. Cuando vuelve a casa, Ainhoa le espera ansiosa y ambos, viven momentos más allá de la ternura cuando Ángel le agradece sus palabras en la carta. Ainhoa intenta restarle importancia ya que son cosas que se escriben cuando crees que vas a  perder a alguien pero Ángel sabe que esa carta era verdadera por lo que propone "olvidarla". Sin embargo, Ángel le dice a su hermana que, si hubiera existido, "yo también siento lo mismo". Y Ángel se va.
Decide marcharse con Luis ya que, si este no vive en esa casa, él tampoco tiene que hacerlo. Luis agradecerá la decisión de Ángel pero le insta a volver ya que su sitio está en su casa. Cuando Ángel vuelve, su hermana le recibe con sorpresa y mucho cariño dando lugar de nuevo a una escena aún más embarazosa que la anterior.
El arrepentimiento de Fonsi
Mientras, Fonsi sufre las consecuencias de sus actos. Está muy arrepetido de haber dado de lado a sus amigos de siempre y decide enmendar su error. La primera en aceptar sus disculpas (o algo más dado su carita risueña), es Nina pero parece no estar por la labor de olvidar las últimas semanas. Alberto
Pero Tamara no comprende que Fonsi ya no quiere estar con ella. Va a su casa y él vuelve a meterse en la cama con ella. Nina, que ha descubierto que siente algo por él, irrumpe en su habitación y encontrará a la todavía pareja en la cama.
Fonsi reacciona muy mal y echa a Tamara de su casa. Es el fin de su relación.