Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel amenaza a Víctor para defender a Ainhoa

Víctor acusa a Ainhoa de acostarse a su hermano y Ángel no lo duda ni un momento y se enfrenta al ex novio de su hermana: "la diferencia entre tú y yo es que, cuando amenazo, lo cumplo" y así, le advierte que sería muy fácil hacerle "desaparecer". Pero este no es el único problema de Ángel quien ve cómo Ainhoa empieza a fijase en un chico... ¿Surgirán los celos?
Víctor va en busca de Ainhoa para reprocharle que le deje abandonado en una situación tan difícil como la que está viviendo en su casa con el divorcio de sus padres, pero esto no es lo más grave ya que le acusa de "hacer guarradas con su hermano". Ainhoa queda desilusionada y Ángel nota la tristeza en su hermano, por ello, no duda en pedirle explicaciones.
En la playa, no desaprovechará la ocasión quien le advierte, "ándate con ojo", una amenaza que despierta la rebeldía de Ángel, "la diferencia entre tú y yo es que cuando hago una menaza, la cumplo" y así, insinuaba que no sería un problema hacerle desaparecer en la playa. para enfrentarse a Víctor
Crece la complicidad y surgen los celos
Mientras Ainhoa se prueba bikinis para el desfile del concurso de belleza, Ángel no puede evitar mirar a través de la puerta entre abierta. Pronto, su hermana le descubrirá y comenzarán una conversación en la que Ángel se desahoga con su hermana surgiendo así la complicidad entre ellos.
Pero este bonito momento acaba muy pronto cuando, durante el desfile, Ainhoa comienza a tontear con otro de los participantes, el apodado "el chico chocolatina". Ángel no tarda en notarlo y, por ello, no puede parar de lanzar miradas furtivas vigilando cada uno de los pasos de su hermana ¿Celos?
Nina decide
No quiere dar otra oportunidad a Flavio, el padre de su hijo, y descubre el egoísmo de Miguel. Así, la brasileña echa a los dos hombres de su casa y se deja cautivar por Alberto mientras le cose un vestido, que no duda en declararse y volver a lanzarse para darle un beso. Sin embargo, Alberto tiene muy claro que las chicas no le gustan.
Todos han trabajado su cuerpo para lucir perfectamente esculpidos ante la atenta mirada de los jurados del concurso Miss Playa 2009. Pero no todos tienen por objetivo ganar como es el caso de Pep y Yure. El chico convencerá a su 'amiga' para darse un baño desnudos y deshinibirse de cara al desfile pero, alguien les robará la ropa y ellos aparecerán desnudos en el desfile para reclamar la belleza natural del cuerpo.