Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel no quiere denunciar a Víctor

A Marta le ordenan guardar reposo para no poner en peligro su embarazo. Luis empieza a hacerse cargo de sus labores en el trabajo. Ainhoa y Ángel comparten trabajo de dj y eso les une más. Víctor intenta que Ainhoa le perdone pero ella lo tiene claro, no lo va a hacer. Nina empieza a quedarse con Miguel ante sus halagos que le divierten. A pesar de que cree que no es un hombre ideal para ella. Ángel consigue que Luis no denuncie a Víctor pero a Víctor le sienta fatal que haya sido ángel el que haya intercedido a su favor.
Tras su desmayo, Marta se ve obligada a guardar un estricto reposo si no quiere que su embarazo se vea perjudicado. Por ello, Luis pretende asumir todas las responsabilidades tanto en el trabajo como en casa, para lo cual, pide la ayuda de sus hijos.
Ainhoa, volcada con Ángel
Sabe que su hermano debe tener un trabajo estable para evitar problemas con el juez por lo que le ofrece alternarse como DJ's del Sunset, Ángel, sorprendido, acepta el empleo que le regala su hermana. Sin embargo, tanto ella como Mito empezarán a hacer preguntas acerca del pasado de Ángel.
Víctor acudirá a casa de su ex novia para pedirle perdón una y otra vez ya que quiere volver con ella a cualquier precio. Sin embargo, Ainhoa tiene muy claras sus prioridades y se niega a retomar la relación tras los peligros que sufrió Ángel por las drogas que le echó Víctor en la bebida.
Víctor no puede más, está harto de Ángel, su presencia está por todas partes: Tamara está colgada de él, su ex novia no se separa de su lado, e incluso su padre lo pone como referente a seguir tras decidir acabar con la denuncia. Por ello, retará a Ángel para solucionar sus problemas fuera de los juzgados.
Ángel no quiere denunciar
Aunque a él no se lo dice, Ángel decide que no va a ganar nada denunciando a Víctor y así se lo comunica a Luis y Ginés. Cree que, en el fondo, está arrepentido y no cree que una denuncia sirva para nada.
Miguel y Ginés, arruinados
El chivatazo financiero fue un fraude. Miguel verá cómo sus escasas esperanzas para poder pagar a aquellos que le extorsinan, desaparecen. Mientras, Ginés verá cómo su mujer le pide el divorcio y sus bienes desaparecen.
Yure, celosa de Davinia
No la soporta, no puede estar en la misma habitación que ella. Le quita sus aceites, le quita los clientes... y queda con Fonsi. Parece que esto último acaba con los nervios de la chica que decide mandarla a dar un largo paseo por la playa, impidiendo así que la cita con Fonsi tenga lugar.