Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sara León, sexóloga y miembro de la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología (AEPS)

Sara León, sexóloga y miembro de la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología.TELECINCO.ES
Debido a la polémica creada en torno a la venta sin receta médica de la píldora del día después hemos hablado con varios especialistas sobre este tema y esta es su opinión:
píldora del día después es un buen recurso
pero no estoy del todo a favor con la nueva ley, tengo mis pros y mis contras
estoy de acuerdo que tiene que ser un método de fácil acceso
pienso que ha de ser un método pagado, es decir, no debería ser gratuito, puesto que igual debemos de pagar por el preservativo o por la píldora anticonceptiva debemos de pagar por la píldora del día después".
"Los medios de comunicación deben de informar siempre de una forma buena y por supuesto los padres".
 
" Si lo entendemos como método gratuito y si la adolescencia lo entiende como gratuito se puede convertir en algo muy habitual, para qué me voy a comprar un preservativo, para qué me voy a comprar la píldora anticonceptiva si cada vez que mantengo un coito el sábado, me voy el domingo o el lunes a por la píldora del día después, qué problema tengo. Con lo cual esto haría que aumentasen mucho las tasas de enfermedades de transmisión sexual para empezar y segundo creo que debería ser de fácil acceso pero pienso que debería de haber unas limitaciones, es decir, no el 100% del acceso. Limitación monetaria como he dicho antes y que sea algo que se utilizase en determinados casos, por ejemplo que hubiese un filtro que nos dijese cuando una chica está abusando e investigar el caso en particular. O que hubiese un límite de edad, con una serie de condiciones".
"Hay polémica primero, creo que por la edad, los padres están absolutamente en contra de que la píldora del día después sea porque parece que están un poco perdiendo el control sobre sus hijos en ese sentido. También que se haya asociado a la ley de interrupción voluntaria del embarazo, creo que no está bien colocado allí, debería estar aparte, parece que al estar metido en esa ley podemos pensar que es una interrupción voluntaria del embarazo o asimilarlo a ello".
"Hasta qué punto nuestros adolescentes están informados, hasta qué punto tienen unos conocimientos en educación sexual, el problema no está si damos o no damos la píldora y si el límite está en 16, en 12 o en 11, yo creo que habría que profundizar más e ir a la raíz de todo esto. ¿Por qué hay que utilizar la píldora del día después? Porque tienes un chaval que está manteniendo una relación sexual con otra persona que además esa relación está basada en un coito y que lo está haciendo sin protección. Un paso es informar sobre la píldora del día después pero un paso mucho más importante es informar para que no utilice la píldora del día después, donde hay que ir es a los planes de estudio. La educación sexual como una herramienta transversal donde se les enseñase a los chicos y a las chicas no sólo a utilizar métodos anticonceptivos sino a entender la sexualidad, el sexo, hombres y mujeres sexuados que se juntan, que se relacionan, que disfrutan, etc. Ahí está la clave, es donde las políticas y los gobiernos deberían de insistir, no tanto si los chavales saben o no saben sobre la píldora del día después".
"En la LOE uno de los objetivos era que la educación sexual fuera una asignatura transversal, es decir, que estuviese en todos los cursos y que estuviese presente en los colegios. Y a día de hoy no se está haciendo, no está la educación sexual como asignatura transversal, ni nada de lo que se parezca, lo que hacen los colegios es llamar a institutos como puede ser nuestro caso, dedicados a la educación sexual y hacer cursos cuanto más pequeños mejor, así menos dinero gastan y menos horas quitan a otras asignaturas, con lo cual muchas veces no consigues llegar a ellos, porque la sexualidad es una parte muy importante de la vida y no se arregla dos horas en dos semanas".