Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Be descubre quién la ha secuestrado

Be se hace la dormida cuando su secuestrador entra en la celda en la que la tiene retenida. En un descuido de éste, ella le quita el pasamontañas con el que oculta su rostro y... ¡se trata del Joni! ¿La ha secuestrado para evitar que siga investigando en el robo de las joyas o se lo ha encargado alguien...?
Alicia y Ángel deciden mantener en secreto el secuestro de Be. Para justificar su ausencia, inventan una excusa (un supuesto congreso en Bruselas) y todo 'Bulevar' pica el anzuelo, excepto César, cuyo olfato le dice que hay gato encerrado. Decide colarse en el despacho de Alicia, donde descubre la medallita de Be, y, tras mucho apretarle las clavijas a Alicia y a Ángel, la verdad: Be está retenida, pero no saben dónde, ni por quién ni por qué.
Isabel y Noelia siguen enfrascadas en su duelo por ocupar el corazón de Nacho. Al audaz movimiento de Isa (desplazar a Noe y convertirse en la nueva pareja laboral del abogado), Noe responde con una jugada inesperada: ganarse a Nacho a través de Mateíto. Al menos momentáneamente, la suerte se decanta del lado de Noelia...
Tania, desesperada por modelar, acepta la campaña que le ofrece Richard, aunque sólo se vean sus manos; sin embargo, por culpa de unas cebollas especialmente potentes, la cosa acaba regular.
A Richard, por su parte, la ilusión de ver colgada la gran foto corporativa de DiRichi le dura poco, pues mete la pata hasta la ingle con el representante de Spanish Gourmet, que también es crítico gastronómico y que va a hacer una crítica del 'San Pan', para horror de Chali.
En cuanto a Adri y Diego, tras un test de embarazo cardiaco y mucho tira y afloja entre el corazón y la cabeza, llegan a la conclusión de que sí: la cigüeña planea sobre sus cabezas...
Y por último Be, que en un arranque de valor quita el pasamontañas a su captor para toparse con la cara de un viejo (y temible) conocido...