Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bea, un ídolo en Bulevar

En el capítulo del viernes 11 de abril, Álvaro conseguirá su deseado puesto en Bulevar 21. SIn embargo, las cosas no serán como él esperaba.
Bea se convierte en un ídolo entre sus compañeros. Si la joven ya era respetada, su victoria en la batalla de paintball la encumbra definitivamente. El juego deja a Diego en una posición débil. El director de Bulevar sale escaldado de la contienda, más aún tras un inesperado toque de atención por parte de Lecter. 
Las cosas cambiarán pronto y Bea no saldrá de su asombro con el giro inesperado. El ex director de la revista cede el paquete de acciones de Gonzalo al director de Bulevar para conseguir su ansiado puesto dentro del organigrama de la revista y poder actuar desde dentro.
Sin embargo, las cosas no serán como él esperaba. Diego tiene reservado para él . un puesto con el que Álvaro no contaba
Por su parte, Chali continúa su particular batalla con el chino que va a dar trabajo a Dani. El nipón piensa que Chali es su regalo y persigue a la peluqera por todo el loft. Harta de aguantar sus ataques, con el premio de Richard. Evidentemente, el empresario huye de la casa y no da trabajo al joven. Chali noquea al nipón
Sin embargo, la estilista tiene una gran idea y acude al hotel para pedirle al nipón que contrate a Dani, su hijo. El empresario accede y con su buena acción Chali consigue quedarse en el loft.
Por otro lado, la convivencia entre Caye y Nacho está inmersa en una continua crisis y las chispas terminan por saltar entre ellos. También la relación entre Guti y Elena no pasa por sus mejores momentos, las tiranteces entre ellos aumentan día a día a la vez que su relación como Pajarito 15 y Cleopatra va viento en popa.