Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Benito y Santi son despedidos

El viernes en 'Yo soy Bea', Álvaro acepta que su vida ha cambiado tras su paso por la cárcel y acepta la ayuda de Carmelo. Sin embargo, el trabajo no será el soñado por el ex director de Bulevar.
A pesar de que Diego no podía utilizar la grabación, se las ingenia para poder despedir a Benito y Santi por boicotear el working police. Ni siquiera su leal amiga y directora adjunta, Bea, puede sacarles del lío en el que la pareja se han metido por intentar ayudar a la poco eficiente rubia.
Por su parte, Álvaro trata de demostrarse a sí mismo y a todos los que le rodean que es capaz de empezar de cero. Para ello, decide deshacerse de sus prejuicios y dejarse de remilgos y acepta un puesto como camarero en el bar de Quico, un amigo de Carmelo. A pesar de sus esfuerzos, Álvaro no está acostumbrado a un trabajo tan duro y desde luego, no ha nacido para servir mesas.
Mientras, en Bulevar 21 Bárbara continúa con sus excentricidades. Ha descubierto dónde ha situado Diego las cámaras de vigilancia de los empleados y se pasea por la oficina como si fuera una top en pleno desfile de moda.
Para terminar la semana, Richard continúa destrozado tras su ruptura con Daniel Echegaray. El amor que siente por el banquero le lleva a tratar de evitar por todos los medios que Borja, el modisto y primo de Eche, descubra ante toda su familia el secreto de Eche.