Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cara a cara con Rajoy y Zapatero

Juanra intentó hacer gala de las fechas navideñas y se dejó en la puerta de la Moncloa sus preguntas más ácidas y comprometidas. No era tiempo para 'AVES' o subidas de precios. Una vez dentro de la sala de visitas del palacio de la Moncloa, los nervios de nuestro hombre de negro hicieron su aparición. Subió y bajó las persianas automáticas, buscó los ojos que miran a través de las paredes y como no, la postura correcta para recibir al presidente del país. Sentado, de pie, con las piernas cruzadas, mirando hacia la puerta... ¿cómo se espera a un presidente?
 
Juanra comenzó felicitando la 'Navidaz' a Zapatero, quién aseguró que con 'Z' todo suena bien. Una vez colocados para la foto, Juanra le preguntó por los errores que volvería a cometer si volviera a ser presidente del gobierno. "Volvería a hacer las leyes sociales que hemos hecho, creo que cambian la piel del país, lo hacen más tolerante. Y por supuesto volvería a retirar las tropas de Iraq"
 
Cerradas las preguntas más políticamente correctas, Juanra decidió saltarse el protocolo y regalarle a José Luis un diccionario de euskera y otro de catalán, suponiendo que es posible que en un par de meses lo vaya a necesitar. Para terminar, el presidente se despidió felicitando el año a los españoles: "Feliz Año Nuevo y a intentar disfrutar de la vida que es de lo que se trata".
 
 
Juanra y Rajoy, cara a cara
 
En son de paz y con una bandera blanca en la mano, Juanra consiguió una acreditación para entrar en la sede del Partido Popular. Y como la Navidad ablanda hasta los corazones más 'azules', no sólo le dejaron hablar con Mariano Rajoy sino que le enseñaron la sede de Génova desde dentro. ¡Nos metimos en el balcón!
 
No es lo mismo que la sala de visitas del palacio de la Moncloa, pero Juanra también vivió una tensa espera en la sala de espera de la sede del PP. Unos minutos de nerviosismo que terminaron con la llegada del presidente del Partido Popular Mariano Rajoy.1
 
De nuevo manteniendo la artillería pesada para la próxima campaña, Juanra le preguntó a Mariano por su peor error del año. "Subirme a un helicóptero, eso no lo volveré a hacer en mi vida". Respecto a sus decisiones más polémicas Mariano aseguró que "Haber tenido un hijo en 2005, a mitad de la legislatura, la volvería a tomar".
 
Y como la derecha no podía ser menos, Juanra también obsequió a Rajoy con dos diccionarios que seguro va a tener que utilizar durante la próxima legislatura. Mariano, por su parte no quiso ser menos y regaló a nuestro hombre de negro unas botellas de aceite ya que, "Aceite, con Rajoy es posible" y una estupenda corbata de conejitos.
 
Terminada la tregua, Juanra amenazó con un nuevo encuentro en precampaña.