Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen Alcayde: "Me da igual que me llamen 'tomatera' toda la vida"

La presentadora de 'Guaypaut', Carmen Alcayde.telecinco.es
Carmen Alcayde vuelve a Telecinco y lo hace con un 'Guaypaut', un programa "divertidísimo" y en el que, según ella misma, no ha podido dar más de sí. A punto de que se estrene, el domingo después de la final de la Copa Confederaciones, la presentadora hace repaso de su pasado ('El Tomate') y de sus facetas como actriz ('Sexo en Chueca') y escritora.
"Este programa va básicamente de darse de hostias", afirma Carmen Alcayde antes de ponerse seria y contar con detalle la dinámica de Guaypaut, el concurso de pruebas físicas que Telecinco estrena el domingo tras la final de la Copa Confederaciones. , el clásico programa japonés que Telecinco emitió con éxito en sus inicios, es el referente más inmediato para este show grabado en Argentina en el que 160 concursantes, a lo largo de 12 programas, se someterán a las más alocadas pruebas físicas en el plató exterior más grande del mundo. Al final del camino, probablemente junto a cierto mareo y puede que un par de moratones, esperan 15.000 euros al ganador. Humor Amarillo
"Guaypaut puede enganchar a los más enanos por las caídas y el colorido del programa y a otros más creciditos porque hay concursantes con los que te partes y vienen con un espíritu muy deportivo. A veces te aparecen vestidos de la Abeja Maya o llegan bailando bakalao... Hay mucha variedad, es una mezcla muy bonita de diversión y gente muy cachonda. Se lo pasan bomba, uno me dijo "esto es como un Gran Hermano pero sin cámaras'".
A nivel personal, la experiencia no pudo ser más satisfactoria, como reflejó en un blog publicado en telecinco.es en el que fue contando el día a día de sus avatares en Argentina. Pero lo volvió a confirmar ante los periodistas: "fue una experiencia personal brutal. Es un regalo estar tres meses en Argentina grabando un programa divertidísimo. El equipo español formó una auténtica familia. A nivel profesional es un programa que te permite hacer de todo: fui presentadora, reportera, puse voces en off en la postproducción... más no he podido dar en este programa".
Eso sí, en lo que no se atrevió a inmiscuirse fue en las pruebas del programa. "¡Los jefes no me dejaban!", afirma con humor. "Me subí a todas las pruebas, eso sí, pero no me atreví a lanzarme. Una vez intenté hacer una entradilla sobre unas columnas altísimas que forman parte de las pruebas y tuve que pedir que me bajasen". Cuando le preguntamos cuál considera que es la prueba más complicada, no lo duda: "el pato mareado", consistente en aguantar un minuto y medio en una plataforma de gira a toda velocidad y, una vez fuera y mareados tras la experiencia, cruzar un camino plagado de obstáculos intentando no caer al agua. "Es como una batidora a toda velocidad, para un lado y para otro", explica Carmen. "Muchas veces les decía a los concursantes: no os vayáis de juerga o esto será peor que una mala resaca... y efectivamente muchos 'echaban la pota': unos porque se habían ido de juerga y otros simplemente porque te mareas. Y me decían: ¡tenías razón, ayer no tenía que haber salido!".
Sus "niños"
Carmen tiene claro un rasgo que comparte con sus concursantes: "tengo mucho morro, como ellos". Pero hay más características que envidia de los chicos y chicas que se prestaron a la experiencia que las que comparte. "Envidio, por ejemplo, a la gente entrada en kilos que venía a demostrarle a su pueblo que ellos podían hacer superar eso, era un reto personal. Venían sin ningún complejo a pasárselo bien. También envidio la deportividad y el buen humor que tenían entre ellos: se daban leches por todas partes, pero salían del agua riendo. Ahora entiendo a Mercedes Milá y a 'sus niños' de Gran Hermano. Realmente se convierten en tus niños porque sufres con ellos, no están sus padres ni sus familias y te conviertes un poco en su protectora. Me contaban sus miedos y sus historias".
Aquí hay tomate , el programa que la hizo famosa hace ya siete años, no tarda en salir en la conversación. . Su época dorada fue para mí maravillosa, hicimos un programa rompedor en el que me lo pasaba muy bien. Y aunque luego se haya ido de madre todo, el Tomate no era tan malo como lo pintabais", comenta con sorna a los periodistas. "Echaré de menos a Jorge y a todo el equipo, lo llevaré siempre conmigo. Una vez, cuando era reportera entrevisté a Antonio Ferrandis y me dijo que no quería que le llamasen Chanquete toda la vida. A mí me da igual que me llamen 'tomatera' toda la vida". "El Tomate lo echaré de menos toda la vida
Su ex compañero
La trayectoria de Jorge Javier Vázquez la sigue actualmente como espectadora. No duda a la hora de dedicar elogios al nuevo programa de su ex compañero. "es muy cachondo, lo veo como una mezcla del Tomate, de A tu lado y de todo un poco. Se nota que se lo pasan bien y están haciendo algo que está gustando, que creo que es lo más importante. Y disfruto viendo a Jorge en su salsa, se le ve él mismo. Están haciendo el loco y dando un espectáculo en televisión, puede haber a quien le guste más y a quién le guste menos. Para eso está la oferta". Sálvame
Desde hace unos meses Carmen ha mostrado su vena de actriz en una serie para la web de Telecinco, que le ha dejado un buen sabor de boca. "La experiencia de ha sido genial. He podido desarrollar esta vena de actriz que llevo dentro en una serie que está muy currada con los pocos medios que tienen. Espero seguir en la próxima temporada con ellos". Sexo en Chueca
Junto a sus labores en la televisión, Carmen comenzó con éxito en 2005 otra carrera de éxito, esta vez en el mundo editorial. Su libro Treintañeras fue muy bien acogido y va por su sexta edición. Ahora espera repetir éxito con una nueva obra: ", así, separado. Es una mezcla de novela y autoayuda que ha chiflado a los de Planeta. Me han pedido que lo próximo sea una novela. Tengo doble parto para después del verano: el de mi hija y el de mi libro". acabo de terminar un nuevo libro llamado Sobre vivir en pareja