Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Charlie o Pope?

Pope pone en peligro a Charlie, pero en el último momento se arrepiente y le salva; Charlie le pide que duerma en su casa, pero la desconfianza entre los antiguos amigos es tal, que Pope prefiere dormir en la calle.
Gerardo Castilla no duda en arriesgar su vida y la de Charlie para sacar a Pope del atolladero en el que se halla inmerso, en el capítulo de 'El Comisario' que Telecinco emitió el pasado viernes 5 de diciembre.
En el episodio titulado 'Historia de un policía', Gerardo encuentra por fin a Pope en el bar donde suele parar y lo hace gracias a la investigación que ha abierto por su cuenta al margen de los agentes de Asuntos Internos. Antes de que pueda hablar con él, el local es tomado a punta de cuchillo por un inmigrante rumano que amenaza con matar a todos los rehenes si no consigue un trabajo. Castilla, que no sabe si Pope está en condiciones de actuar para resolver la situación, se ve en la obligación de tomar una arriesgada decisión con la que, al final, puso en peligro la vida de Charlie.
Mientras tanto, Marino y Fede investigan el asesinato de una mujer del que se encargó Casqueiro veinte años atrás y que está a punto de prescribir. Para el inspector jefe, la resolución de este crimen se convierte en un asunto personal que quiere solventar en una dramática carrera contrarreloj. Por primera vez, Casqueiro comprende lo difícil que es lidiar entre sus obligaciones policiales y sus principios personales, por lo que sufre en sus propias carnes aquello por lo que ha sido tan crítico últimamente con su jefe.