Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Complicidad y celos

La música consiguió obrar el milagro y que Ángel y Ainhoa vuelvan a estar unidos, surgiendo la tensión que ha caracterizado relación desde que se conocieron. Sin embargo, la química se esfuma cuando Javi, el nuevo chico de Ainhoa, aparece en la conversación "tú te mereces a alguien mejor, alguien con quien compartas aficiones", le dice Ángel y Ainhoa sabe a lo que se refiere, "alguien con quien comparta cosas como la música ¿No?". Para la chica, la reacción de Ángel sólo tiene un motivo: los celos.
Ángel tuvo que hacer un turno doble en el trabajo por lo que no pudo ser quien borrara la maqueta de Ainhoa ya que no estuvo en casa durante esas horas. Se dará cuenta de que ha borrado su maqueta pero él no lo hizo, así, intentará enmendar su error grabando unos brutos para regalárselos a su hermano.
Juntos, escuchan las bases de Ainhoa, comparten gustos, se dan cuenta de que están de acuerdo... y surgen los buenos momentos, las sonrisas, las miradas de complicidad... Hasta que llega Luis a proponerles un plan: salir los tres juntos a pescar. Ángel trata de convencer a su hermana para que les acompañe pero ella tiene planes, con Javi.
La cara de Ángel cambia de expresión y de color perceptiblemente. No puede concentrarse en la música y no logra mantener su silencio, "es que no sé qué haces con el Javi ese", y Ainhoa detecta los celos en la voz de su hermano, "¿estás celoso?", pero Ángel lo niega, "No, te lo digo como hermano tú eres una tía inteligente y él un espantapájaros". Y es que Ángel cree que Ainhoa merece a alguien mejor, "alguien con quien compartir cosas"... y su hermana completa la frase, "Cosas, como la música ¿no?".
Por fin, Ainhoa tranquilizará a Ángel, con Javi sólo estoy para olvida... y Ángel supone, "para olvidar a Víctor" y, aunque Ainhoa le da la razón, algo en su cara dice que Ángel se equivoca depersona a la que su hermana quiere olvidar.
Marta no olvida
Ya no da importancia al beso pero cree que lo suyo con Luis no tiene solución .Miguel trata de convencerla de que ella es el único amor de su hermano al igual que para ella, de hecho, insinúa que "por más que yo lo he intentado, sólo te has fijado en mi hermano".
Mientras, Lourdes vuelve a casa de Marta, en teoría para solucionar lo ocurrido, pero lo único que quiere es que le vuelvan a dar el proyecto. Sin embargo, Marta se encargaré de dejarle las cosas claras: "con que acoses a mi marido no vas a conseguir nada, no vuelvas a esta casa".
Tamara se rinde a los encantos de Fonsi
Sólo quería que fuera de su equipo para echar a Víctor, sin embargo, se ha encariñado con Fonsi: le sigue a todas partes, está encantada con sus regalos (a pesar de que son hippis) y asume que está empezando a gustarle mucho más de lo que pensó en un primer momento.