Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dani el Payaso, un pederasta con buena conducta carcelaria

La pena que el juez le ha impuesto a Dani 'El Payaso' no implica una vigilancia constante del condenado, de modo que podrá buscar nuevas víctimas sin que nadie le esté vigilando, por mucho que no pueda acercarse a sus anteriores víctimas.
Éste es el testimonio de una de ellas. La madre de dos hermanas de las que abusó:
"Este hijo de puta, con perdón que lo diga así, que no te esperas que un día te va a coger las niñas y les va a hacer estas locuras. Las llevaba a un garaje y les hacía fotos. A mi Ainhoa le hacía levantarse las faldas y a mi Bea le hacía levantarse el jersey.
Qué estómago puede tener ese tío de hacer bájate las bragas, tócame el pene... Mi Ainhoa me dijo que no dijéramos nada porque nos llevaría a la montaña y nos mataría.
El mundo es muy pequeño y España es más pequeña todavía, tengo miedo de volverlo a encontrar. Tengo miedo porque lo veré y lo mataré y yo sí que voy a ir a la cárcel".
¿Es posible la rehabilitación de un pederasta?
Nacho Abad ha querido poner sobre la mesa este caso y reflexionar sobre los mecanismos de control de la sociedad sobre este tipo de casos: "A mí me irrita, me desasosiega, me enfada. Dicen los terapeutas que está rehabilitando, pero ¿nos vana a dar un papel para saber que no volverá a hacer lo que hizo?", ha asegurado en su programa.
Félix López, catedrático en Psicología de la sexualidad, ha explicado así la conducta de delincuentes sexuales como Dani 'El Payaso':
"En realidad, la conducta de los agresores de niños no tienen una explicación racional, pero todos tienen algunas explicaciones comunes. O bien no tienen valores éticos fundamentales, o no tienen capacidad de control, o no tienen ninguna de las dos cosas a la vez", ha explicado a Rojo y Negro.
Muchos logran no reincidir
En todo caso López ha querido insistir en la necesidad de desterrar el mito de la imposibilidad de reinserción: " Es muy importante quitar el mito sexual de que los agresores no se curan. No es cierto científicamente. En estadísticas internacionales y también hay alguna española, se está calculando que entre el 5 y el 20% son reincidentes, pero no todos. Son cantidades muy elevadas, pero es cierto que no son todos. Así, el Ministerio de Justicias de EEUU ha encontrado una reincidencia del 5'3% estudiando más de 9.000 casos. Es verdad que son cifras altas, aunque yo manejo cifras de acoso generales, no sólo de los casos de pederastia".
No obstante, el abogado de familiares de niños abusados, Manuel Maza, también invitado al programa, ha explicado que en casos de pederastia y violación a menores las cifras pueden ser más dramáticas: "Yo en el juicio pude oír del psiquiatra como en estos casos concretos de pederastia, hablamos hasta del 80% de posibilidad de reincidencia, es decir quizá en los delitos sexuales en general es distintos que cuando hablamos de ni os en particular".
En España no hay mecanismos de control
En todo caso, lo que está claro es que, en este tipo de casos, debería haber un equipo técnico para que no se diera libertad a una persona que puede reincidir sin control. Desgraciadamente, estos mecanismos de control no existen todavía en España.