Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diana, mujer mexicana de Pepe: "Va a ser difícil que todo vuelva a ser como antes"

'Rojo y Negro' entrevistó a la mujer de 'Pepe el del Santander' poco antes de que éste volara hacia España. Diana, que así se llama, tiene con él un hijo de 10 años. Fue la primera sorprendida por la doble identidad de su marido. Aunque sostuvo que nunca vivieron como millonarios y siguieron trabajando "día a día" para ganarse la vida.
La reportera de 'Rojo y Negro', Estíbaliz Alonso habló con la mujer de 'Pepe el del Popular' en Tampico, México, mientras éste se encontraba en la cárcel de Veracruz. Una etapa del caso en la que él vuelve a ver a su hijo de apenas 10 años y le explica lo que está pasando. Le dice que ha estado preso. Que es muy buscado en España. Y que tiene que volver a nuestro país para arreglar su situación.
Mientras tanto, su mujer defiende la inocencia de su marido en todo momento. Dice que nunca imaginó nada. Que llevaban una vida muy normal. En absoluto de personas con dinero. Y defiendió la inocencia de su marido que no se llevó ni un duro.
Diana no sabía que Pepe tenía otra mujer en España y varios hijos. Dijo a Estíbaliz Alonso que sabía que tenía que volver a España para solucionar también esa situación personal. Estaba muy sorprendida sobre todo por esto.
Por lo que pudo comprobar la reportera, su día a día era el de personas normales y trabajadoras de clase media. Tienen una casa normal en la zona donde viven. También, una serie de negocios con los que tienen una situación desahogada pero sin grandes lujos. Según le dijo, si veía su casa vería la casa de una persona que trabaja mucho todos los días para mantener a su familia.
La entrevista
Nacho Abad: ¿Te habló de su vida pasada?
Diana: Nunca me habló de su vida pasada
NA: ¿Tampoco de lo que había hecho?
D: "Nunca habló nada de eso. Nunca hablamos al respecto"
NA: ¿Qué te decía de España?
D: Me contaba lo bonito que era Asturias y Santander, lo bien que se come allá. La música, que le gusta mucho cantar y cantaba con nostalgia... prácticamente eso era de lo que hablábamos.
NA: ¿Viste alguna vez a su familia de España?
D: Nunca nos vimos. Yo le preguntaba de la familia. El decía que estaba bien, que un día iríamos, pero no hablábamos más de ello.
NA: ¿Cómo lo está pasando él?
D: Yo creo que ha tenido que ser muy duro. Quedan muchas cosas por hablar entre nosotros.
NA: ¿Quiere que aclarar las cosas?
D: Pues eso es lo que ha dicho. Yo también se lo he pedido por él mismo, por sus hijos y por nosotros. Tiene que haber una verdad absoluta. No hay medias verdades. Si tiene que pedir perdón, lo tendrá que hacer. No sé si lastimó u ofendió a alguien. Sólo él sabe qué tiene que hacer en España.
NA: Cuando te dice que no es quien crees que es...
D: Le pregunté qué estaba pasando. Me dijo que era un problema muy fuerte, que ya me lo platicaría. Le dije que me lo contase ya, que para mí era ya bastante sorpresa no saber quién era o no era. Era situación muy complicada. Entras en un shock. No me ha dado tiempo de digerirlo. No ha sido nada fácil.
NA: ¿Cómo se encuentra ahora?
D:Él está bien. Nos dice que lo perdonemos. Pero no somos quién para perdonarlo. Lo queremos. Estamos con él. Sólo queremos que este trámite se acabe lo más pronto posible. Iré con él adonde sea necesario. No tengo miedo. Juntos encararemos lo que venga.
NA: ¿Todo va a volver a ser como antes?
NA: Va a ser difícil volver a la vida que tenías antes. Cuando descubres algo así no es fácil. Si el tiene un sentimiento verdadero de amor hacia nosotros. Lo que tiene que hacer ahora es verdaderamente ser quién es. Muchas veces que discutimos por acciones o reacciones, Él no tiene que mentir. Me parece que es un hombre muy sensible.