Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diario de... Una adicción, la ludopatía

Mercedes Milá acompañaba a Teresa Sánchez, una ludópata, que cada día vaga de bar en bar en busca de una satisfacción que sólo el juego puede darle. Una obsesión ligada a una suerte que nunca llega. Y mientras, cientos de euros gastados que van a parar a saco roto. 'Me estorba la moneda en el bolsillo', aseguraba Teresa.

Mercedes Milá asistió junto a ella a una terapia de jugadores para comprobar hasta qué punto esta chica está enganchada al juego. Allí constató la triste realidad: familias enteras destrozadas por una adicción de la que nunca se habla y para la que la asistencia médica es prácticamente inexistente. Porque a esas terapias no acuden sólo ludópatas. También van sus padres, parejas, hermanos, hijos... todos en busca de una respuesta que consiga hacer salir a su ser querido de la mediocridad del juego.
Según un estudio de la junta de Andalucía, el 4% de los menores españoles tienen problemas con el juego. Un dato escalofriante que 'Diario de' quiso poner a prueba. Ante nuestro asombro, constatamos que un menor puede jugar a las máquinas tragaperras sin que nadie se lo impida. Hasta tres intentos realizamos con nuestros 'cebos' menores de edad y nadie les impidió jugar. Tan sólo una sala recreativa fue consecuente con la ley.
Tampoco se quedan fuera de esta adicción los famosos. Ben Affleck, Brad Pitt, Michael Douglas o Leonardo Di Caprio, entre otros, son algunos de los actores fascinados por el poker. Es tal la obsesión, que muchos de ellos han contratado instructores para perfeccionar su técnica. En España, Mercedes Milá entrevistó a Marisa Medina, ex presentadora de televisión, que confesó haber sido adicta a la cocaína y al juego. Completamente rehabilitada, contó cómo ambos elementos formaban una mezcla explosiva que se desarrollaba con total libertad en lugares ocultos al margen de la ley.