Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego y Celia se toman un tiempo

La necesidad de Diego de alejarse durante una temporada de su novia Celia, los deseos de Teté sobre su inminente emancipación y los contratiempos surgidos en la edición del 'Concurso de corte jamonero' que este año se celebrará en la taberna de Diego y Santi, protagonizarán el nuevo capítulo de 'Los Serrano'.
La relación entre Diego y Celia atravesará un momento delicado. Ante esta situación, Fiti aconsejará a su amigo que deje de ver a su pareja durante una temporada. Para distraerlo, organizará diversos planes alternativos lejos de Santa Justa. Sin embargo, ambos desconocerán que Choni propondrá una solución idéntica a la mejicana, lo que derivará en continuos encuentros entre Diego y Celia. La tensión aumenta cuando la profesora convoca al tabernero para repasar los malos resultados académicos del pequeño Curro en Inglés.
Teté, por su parte, toma una decisión irrevocable: se emancipará lo antes posible. Esta resolución le impedirá retomar su relación con Guille. En medio de esta situación, Diego comunicará a su familia que ha terminado su relación con Celia. Debido a la ausencia de Teté en tan señalado momento, el hijo mayor del tabernero informará de la ruptura a su hermanastra a través de una nota que le entregará en mitad de clase. Sin embargo, la misiva no llegará a su destinataria debido a que Lourditas la interceptará por el camino, un hecho que obligará a los dos jóvenes a recuperar la nota para evitar que todo el mundo les culpabilice de la ruptura de Diego y la mejicana.
Santiago organiza la decimotercera edición del 'Concurso de corte jamonero' en su taberna. Su objetivo es lograr el 'jamón de oro' al mejor cortador, pero para lograrlo deberá enfrentarse a su enemigo de toda la vida, El Panceta. El hermano de Diego estará seguro de poder superar esta dificultad, de ahí que apueste su máximo tesoro: el cuadro de su padre. Sin embargo, en el último momento Santi sufrirá una lesión en la mano, un percance que le obligará a buscar un sustituto. El elegido para tan trascendente acontecimiento no será otro que el pequeño Curro.