Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego impide que Benito delate a Adri

Pese a las sospechas, Bulevar 21 decide apoyar a su presidenta y pagar la cuantiosa fianza para que salga de la cárcel.
La cuantiosa fianza de Chali crea división de opiniones en Bulevar21: ¿debe la revista hacerse cargo o no? Ante la gravedad de la cuestión, se monta una junta extraordinaria, que Noelia, guiada desde las sombras por Alicia, trata de boicotear.
Con la mala situación económica de Bulevar como argumento, Noe aboga por no asumir la fianza. Esta actitud sirve a la estrategia diseñada por Angel y Alicia: mantener a Chali en la cárcel para poder manejarla y que ceda sus acciones.
Diego, por su parte, se las ve con Benito a raíz de la misteriosa aparición de la Lágrima Vienesa en la habitación de Adriana. A Beni se le mete entre ceja y ceja entregar el anillo, prueba de que Chali es inocente, para que liberen a la presi pero Diego, por el contrario, quiere guardarlo bajo siete llaves, precisamente porque demuestra la culpabilidad de Adriana.
Diego intenta de todo: convertirse en la sombra de Beni, amenazarle, hacer el paripé delante de Richard... Irónicamente, sólo consigue que Benito ceda imponiéndose a Noelia y logrando que la junta vote sí a pagar la fianza de Chali, lo que supone un terrible varapalo para Alicia.
Por último Isabel y sus problemas domésticos: tras una dolorosa sarta de mentiras y una incursión en su propio hogar digna de un caco, la directora decide sincerarse con su hija, y que sea lo que dios quiera...