Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego lucha contra el influjo de Adriana

El capítulo del viernes 29 de agosto, el capítulo de 'YSB' se centra en la relación entre Diego y Adriana. El ex director de Bulevar 21 se empeña en seguir negando lo evidente y trata de luchar contra sus sentimientos.
Be, aún enamorada de Roberto pero doilda por la distancia que el periodista ha puesto entre ellos, la becaria rechaza la ayuda que éste le ofrece para investigar lo que se esconde detrás de la muerte de Jorge Escobar.
Ella sigue empeñada en demostrar a todos que lo que ha visto es cierto y siguiendo un consejo de Adriana se vuelve a poner en contacto con la viuda y gracias un misterioso dato que le transmite Roberto, la joven confirma que a los medios. Asustada ante la posibilidad de que algo salga a la luz, Cuca se pone en contacto con Cayetana y la amenaza con poner una demanda a Bulevar. la supuesta viuda tiene algo que ocultar
Temerosa por los problemas que una nueva querella puede provocar a la revista, la directora de la revista retira a Be del reportaje y la pone a redactar temas menores. Be no sabe que hacer. Sabe que los Escobar esconden algo pero no consigue dar con ello. Desesperada, la joven . acude a Roberto
Por su partecontra el influjo que Adriana ejerce sobre él. El efecto de la terapia de choque que pone en practica para acabar con el problema , consistente en recibir clases de salsa en casa de la mensajera, produce el efecto contrario. Adriana le persigue ahora en sus sueños y hasta en la cafetería de Bulevar el joven descubre de una manera muy sensual. Finalmente, . , Diego sigue luchando Benito le abre los ojos
Mientras, Richard no ve la hora de deshacerse de los visitantes de su pueblo. Reme gana puntos ante él cuando demuestra que respeta su vida en la ciudad pero Lolo, el niño, sigue sacándole de quicio con sus maneras toscas y su tendencia a desobedecer.