Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernando Ríos: " A mi hija me la robaron y me la mataron y por eso me rebelé"

Por octava vez se ha suspendido el juicio contra Fernando Ríos, padre de Miriam, una de las 'niñas de Alcásser', y el criminólogo Juan Ignacio Blanco. Éste último no se presentó ante el tribunal el día de la citación por "encontrarse en el extranjero" y en este momento permanece en ' busca y captura'. Fernando Ríos ha hablado en 'Rojo y Negro' de los cargos de los que les acusan.
Han pasado 17 años desde el trágico asesinato de las niñas de Alcásser y aún hoy sigue siendo un tema de actualidad. Una vez más, el juicio contra el padre de Miriam y Juan Ignacio Blanco, el criminólogo al que él mismo contrató para investigar el caso por cuenta propia, ha tenido que ser aplazado por la 'mala praxis' de la acusación. Blanco no se presentó frente al juez el día concertado para la vista, asegurando que " se encuentra en el extranjero" y que le resultaba "imposible" acudir a la cita. Sin embargo, y en contra de estas afrimaciones, 'Rojo y Negro' cuenta con el testimonio de la madre del criminólogo, quien jura y perjura que su hijo no se ha ido a ningún sitio. "Anoche hablé yo con él y no me dijo que estaba fuera. No se ha ido de España, lo que pasa es que está un poco molesto.Cree que le han metido en una encerrona".
¿De qué les acusan?
Tanto a Ignacio Blanco como a Fernando Ríos se les acusa de calumniar contra la guardia civil, el fiscal y los forenses que llevaron el 'caso Alcásser'. Presuntamente, los dos acusados llegaron a decir en distintos medios de comunicación que " hubo una confabulación para que no se esclareciese el caso", que " los forenses eran unos ineptos" y que el fiscal "chocheaba y sólo decía estupideces". El padre de Miriam acusó a los poderes públicos de estar implicados en el caso, exculpando tanto a Antonio Anglés como a Miguel Ricart porque para él "había mucho más" detrás de todo aquello. Ahora se defide diciendo que " a su hija la violaron y la mataron y que por eso se rebeló".
Nacho Abad: "Fernando, ¿sabes tú dónde se encuentra Juan Ignacio Blanco en este momento?" 
Fernando García: " Excatamente no lo sé pero él me llamó diciendo que había llamado al juzgado para comunicar que se encontraba en el extranjero y que no podría cumplir con la citación judicial".
N.A. : "¿ Y a tí te cuadra que esté en el extranjero? Porque a noso tros su madre nos ha dicho que está en España..."
F.G.: "A mí no me dijo dónde estaba, sólo me dijo que estaba fuera y no me precisó en qué lugar". 
N.A.: "¿ Te arrepienetes de las declaraciones que hiciste? "
F.G.: "Muchas de esas declaraciones yo nos las he hecho nunca. El otro día las estuve repasando con mi abogado y me di cuenta que muchas de esas cosas no las dije yo".
N.A: "¿Tú dijiste que la investigación se hizo mal adrede?"
F.G: "Sí, es que yo creo que se hizo mal. Yo mismo lo estaba viendo, que se estaba haciendo mal y la que estaba muerta era mi hija y yo necesitaba que me dieran explicaciones"
N.A.: " ¿Dijiste que se habían eliminado 34 pruebas? Esa es una acusación muy fuerte..."
F.G.: "Es que se han eliminado, las armas con las que se mataron a las niñas no aparecieron, no están. En el juicio de repente no aparecían ni la pistola, ni el cuchillo, ni las piedras con las que se supone que las mataron".
Juan Pérez,  capitán de la Guardia Civil que dirigió la investigación del caso Alcásser, ha querido responder a tales acusaciones. " Es que no aparacieron las armas igual que no apareció nunca Antonio Angles, pero de no localizarlas a sugeriri que las hemos escondido hay mucho trecho. Es una acusación muy grave, aunque a mí ustetd no me va a ofender porque yo estoy por encima de todo eso. Nosotros somos profesionales con honor".
F.G.: " Sigo diciendo que en el sumario se hablaba de esas piedras y en el juicio de pronto desaparecieron".
N.A.: " ¿Crees que has cometido errores?
F.G: " Posiblemente cometí, pero las circusntacias mandaban en aquel momento" .
N.A.: " ¿Pero tú te has sentido influenciado por alguien?
F.G. : " No, nunca. Juan Ignacio llegó a mi vida en ese momento pero yo he tratado siempre de tener los pies en el suelo. Lo único que él ha hecho es sentarse a mi lado y ayudarme a despejar todas mis dudas sobre el sumario. Yo me lo he leído todo para que no me cuenten películas". 
N.A. : "¿Crees que el dolor te ha convertido en una persona irracional?"
F.G. : "No"
N.A. : "¿Sigues pensado que Miguel Ricart no tiene nada que ver con el crimen?"
F.G. :" Por supuesto".
N.A. : "Dijiste que confesó bajo tortura..."
F.G. :" Dije que le obligaron violentamente y lo mantengo. Y sigo pensando que en el crimen hay más gente implicada en el caso de mi hija porque así lo dicen las pruebas biologicas".