Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiti y Diego, enemistados por una calle

La calle que separa físicamente los respectivos negocios de Fiti y Diego va a convertirse en una barrera que enfrentará una vez más a estos dos amigos. Las tensiones entre Choni, José Luis y Lourditas y el triángulo Guille, Valdano, Teté completan el capítulo de este martes.
Nunca llueve a gusto de todos, y la iniciativa de convertir en peatonal la via en la que se ubica la taberna de 'Los Serrano'será bienvenida entre los hermanos, puesto que la finalización de las obras supondrá un aumento de la clientela. Sin embargo, la misma noticia caerá como un jarro de agua fría para Fiti, ya que la prohibición del paso de coches supondrá una pérdida irrevocable de clientes para Fiti&Son. Ante esta situación, el mecánico iniciará una campaña vecinal para impedirlo que contará con el tenista Feliciano López como imagen del proyecto. Los taberneros, por su parte, contraatacarán con su peculiar recogida de firmas.
Los problemas no terminan para Choni
La polémica  continúa entre Choni y Lourditas. La profesora de Religión acepta el ofrecimientode su compañera para ir a recoger a su hijo a natación. Sin embargo el primer día comenzarán los problemas: la bedel perderá de vista al pequeño tras flirtear con uno de los padres y propiciará un enorme susto a su cuñada. Los reproches de Lourditas a Choni por su comportamiento llegarán a los oídos de José Luis que, obcecado por sus celos, interpretará las palabras como una muestra de una inminente infidelidad de su esposa.
Un ladrón en el Garcilaso
Los chicos encontrarán un billete de 500 euros en el colegio, pero sus buenas intenciones les empujarán a no gastarlo hasta pasadas 24 horas para esperar alguna posible reclamación, algo que no tardará en ocurrir. África demostrará que ese dinero forma parte del viaje de fin de curso que organiza. Rendidos ante la evidencia, los jóvenes decidirán devolver los 500 euros a su propietaria, pero cuando acudan al lugar en el que lo ocultaron no quedará ni rastro del hallazgo. Todas las miradas se dirigirán entonces a Guille como autor del hurto, un motivo más de enfrentamiento entre el hijo mayor de los Serrano, Valdano y Teté.