Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesús Gil y Julián Muñoz, cara a cara (4ª Parte)

Tras las declaraciones de uno y otro y, tras las preguntas realizadas a los entrevistados, se produjo un enfrentamiento de posturas entre Julián Muñoz y Jesús Gil.
JM: Tú eres el traidor y el tirano y el embustero y lo sabe Marbella entera, señor Gil.
JG: Oye, Santiago, yo no quiero entrar ahora en esta descalificación normal, que es ya barriobajera
JM: ¡Vamos a entrar, Jesús! ¡Vamos a entrar! ¿No querías respuestas? ¡Pregunta!
JG: Yo iba a contestar a todo lo que tú has dicho
Juan Luis Alonso: ¿Tiene usted miedo, señor Gil?
JG: Yo estoy temblando ahora mismo
JM: No tiene por qué tenerlo porque dice que lo ha hecho todo bien
JL.A: Jesús Gil ha hecho una afirmación sobre usted, señor Julián, que dice que usted buscaba la fama desesperadamente y usted lo ha dicho, señor Gil.
JM: Sabe él que no
JL.A: ¿Busca usted la fama?
JM: En absoluto. La he tenido como consecuencia de. Vamos a lo serio. ¿Qué tenía que preguntar? Adelante
JG: Si respetas mi tiempo, contesto.
JM: Adelante
JG: Porque tan pronto dices que te vas como que te quedas.
JM: Adelante, señor Gil, adelante
JG: Si te han dado permiso para quedarte, haz un esfuerzo
JM: Señor Gil, al grano. Yo los tengo mejor puestos que usted de aquí a Lima
JG: Los huevos yo no sé cómo los tendrás puestos, yo no te los he visto
JM: Vamos a fondo, tenga usted respeto. En sus disparates, tenga usted respeto a los espectadores.
JG: Sólo tengo que contestar a todo esto, por favor. Que esto no se trata de un debate barriobajero
JM: Vamos a lo esencial, a los convenios, a las sociedades, a lo que usted quiera. Vamos al fondo.
JG: Perdón, que eso queda perfectamente para cuando llegue su momento...
JM: ¡No! Queda para aquí si usted quiere
JG: A mí amenazas, ninguna
JM: Yo no te amenazo, yo te voy a demostrar lo que quieras.
JG: Hoy lo que has hecho con la policía tomando lo que has tomado, el periódico, como si fueras Idiamín, que no lo eres.
JM: ¿Ustedes tienen un documento que yo he mandado a todos los medios donde el señor Martín Hidalgo amenaza a todos los trabajadores que si siguen ahí, cuando él tome posesión otra vez, los va a echar? ¿Tienen ustedes ese documento?
Colaboradores: No
JM: Pues lo tienen todos los medios firmados por un sindicato. Eres un hombre que no dice nunca la verdad. El sindicato ha denunciado que Martín Hidalgo ha amenazado a los trabajadores que, cuando él vuelva, los va a echar a todos a la calle. Y Martín Hidalgo es hombre tuyo.
JG: Santiago...
JM: Al que tú has dirigido permanente en la tribuna
JG: Santiago...Aquí por chillar más no se consigue nada...
(...)
JG : Bueno, primero, que cuando decía el señor Muñoz (y que no pierda los papeles, que creo que lo conozco lo suficiente para que esté sereno y no actúe artificialmente). Vamos al Congreso, le quito todos los poderes, es verdad, a él y a su familia, porque montó a espaldas de todos un partido político, Lalín, y ahí dije, "este nos va a traicionar seguro".
Segundo, los que han presentado la moción de censura no son seis, querido Julián, son ocho: Marisol, José Luis, Tomás, Victoriano, Coque, Revilla, Menciles y Luque. Y yo también respeto a Rafael González, que no ha firmado con nadie. O sea, de aquí hay algunos que pusiste tú en la lista.
Tercero, cuando me llegaste a mí con la lista, me dijiste "es que tienes mala memoria-: "o aceptas esto por cojones, -no puedo yo chantajear a mí gente y me han dicho que esto o nada- o si no me voy" Tranquilo, tranquilo... Esto también está claro
Santi Acosta: Señor Gil, con un poquito de brevedad por favor.
JG: Sí, sí, sí. Lo que he dicho es que he dado miles de órdenes. Desde el 22 de abril, a este señor no le he vuelto a dar una orden cuando se hizo cargo de la alcaldía. Por cierto, quiero aclarar una cosa: me ha llamado el secretario indignado porque a lo mejor yo me he expresado mal. Los convenios por decreto que ha firmado Julián Muñoz, muchos, y el señor del Nido, no los ha firmado el secretario, él ha tomado razón. Para que nadie falte al secretario.
JM: Claro, golfo... Claro, golfo...
JG: El golfo eres tú, que sabes lo que te has estado llevando, que le has puesto la mano por todos. Y has convertido tu oficina... el ayuntamiento lo has convertido en una casa de atracos. Porque aquí solamente... nunca puede decir nadie que a mí me ha dado un duro y tú lo primero que pones es la comisión por medio. O sea que hablaremos de eso, pero no entres más en eso. Eso para la guerra, eso para los juzgados...
JM: Tribunal de Cuentas
JG: Eso para los juzgados...
JM: Tribunal de Cuentas. Abril del 2000: no se justifican 21 millones de euros.
JG: Estoy hablando yo. Oye, perdona...
JM: Sí, te perdono, pero te voy a leer los siete puntos
JG: Oye, la táctica esa de no dejar hablar cuando no interesa está muy vista.
JM: Esa es tuya
Santi Acosta: Tenemos que ir terminando ya la entrevista y deben ser ustedes mucho más breves.
JG: Bueno, mira, te voy a decir una cosa, como moderador, y no le voy a decir más. Los temas de las responsabilidades, que cada uno afronte las que tenga; punto uno. Y hablaremos donde corresponda. Dos: yo, como Gil partido político, estoy dado de baja totalmente y el partido, entre los que se han ido con mi anuencia "por lo menos me han pedido permiso- y éstos que están ahí con Julián Muñoz, que dicen que ya se han dado de baja, el Gil ya no tiene sentido. Y yo no he participado ni a las tres y media, ni a las 18, ni a las 24; me es igual lo que diga este señor. Estos señores estaban tan hartos de la dictadura impuesta por el alcalde, que me dijeron: "por las buenas o por las malas, nos vamos; no aguantamos más humillaciones". Y ahí está, han hecho lo que han querido.
La promoción de Marbella, cuando Marbella estaba hundida... yo no me metía en el jacuzzi con las Chicho, Mama-chichos o no sé qué; era una serie que hizo el 'Tal y tal' con Valerio Lazarov para promocionar Marbella, que estaba hundida.
SA: Su último minuto, señor Gil. Contesta don Julián y nos tenemos que ir. Adelante, continúe.
JG: Bueno, solamente me valen dos cosas para dejar aclarado. Creo que dando un espectáculo bochornoso no vamos a ningún lado; el pueblo de Marbella se merece algo más. Yo he servido al pueblo de Marbella en lo que he podido, con todos mis errores. El pueblo de Marbella, en general, está disfrutando de la mejor ciudad del mundo; no quiere que esta ciudad se convierta en el folclore y la pandereta de nadie. Y dejando esto a un lado, voy a decir algo más: que siga cada uno por su camino, que las mociones de censura no las he inventado yo, que están dentro de la democracia. Comprendo que a él no le haya gustado, que yo a él no le he implicado nunca en ningún juzgado ni en ninguna historia... y el final, y el final: cuando él, vendiendo a todos sus compañeros e incluso a mí, hemos ido todos a declarar al juzgado, que el único plan válido en Marbella era el del 98... Nos ha dejado tirados como a una colilla, cuando ha ido a la delegación de urbanismo, se ha bajado los pantalones, ha admitido el plan del 86, que no es legal -que se lo pregunte al señor Sierra, que ahora es amigo de él otra vez y que está con él ahí sacando toda la porquería a ver es lo que puede sacar- y ponerle en bandeja a la oposición...
SA: señor Gil, no quiero ser pesado, pero... final
JG: Termino. Para que nos condenen a todos porque digan que hemos cometido perjurio, no es de derecho. Y que Isabel García Marcos, que me ha metido en la cárcel, que me ha dicho de todo, igual que Carlos Fernández, yo no he tratado nada con ellos, pero prefiero a Isabel García Marcos y a Carlos Fernández, que me han dicho todo a la cara y no ir por la espalda como has ido tú siempre, que no dices una verdad ni queriendo y que dices una cosa aquí y, al minuto, como tienes personalidad ni seguridad en ti mismo, cambias de opinión porque no mandas y te tienen como un muñeco todos.
JM: Te veo muy nervioso, Jesús Gil. No has dado ni un solo argumento a lo que te he dicho y a lo que te puedo demostrar. Oye, Jesús Gil, una pregunta, pero para que quede en el aire: ¿es que hay porquería? Porque tú acabas de decir que para soltar toda la porquería.
JG: ¿Dónde?
JM: ¿Es que hay porquería en el tiempo de tu gestión? Porque has dicho que me dedico, el señor Sierra y yo, a sacar porquería
JG: Perdona, yo he sido investigado por activa, por pasiva, hasta el desayuno que tomé y la papilla que comí.
JM: Estate calladito, hombre, aguanta un poquito. No seas nervioso
JG: No estoy nervioso... Anda, vete a comer el pollo que te espera
JM: Don Santiago, me va a dejar el señor Gil hablar o no
SA: Le va a dejar, adelante. No le haga más preguntas retóricas porque si no el señor Gil no puede evitar la tentación de contestar. Adelante
JG: Pues que no me haga preguntas, que diga lo que quiera, pero que no me haga preguntas.
SA: Adelante, señor Muñoz.
JM: Santiago, Jesús Gil, ten un poquito de respeto... esa insinuación que ha hecho del pollo, hombre...sé un hombrecito. Vamos a ver, Jesús Gil, si yo he puesto la mano, ruego a todo aquel que me haya dado dinero que lo denuncie a la Fiscalía. Ruégalo tú también o di a través de quién. Venga, adelante, con la Fiscalía. Si es que lo había... si es que lo había...
JG: El partido quedará satisfecho
JM : El partido sigue existiendo porque Rafael González no se ha dado de baja todavía, así que estate tranquilo y te pido un favor: dame un argumento a todo lo que te he dicho y así convencerás a los ciudadanos.
JG: Por cierto, debo 70 millones de la campaña para elegirte a ti alcalde.
JM: Perdona, Jesús, y mandaste a tu secretaria a que me fuera a ver, y fue a verme, a ver si yo podía buscar los 60 millones que faltaban. ¿Te enseño los papeles?
JG: ¿Te contesto? Porque ha habido donaciones que te las has quedado tú.
JM: No me interrumpas, hombre
JG: Te las has quedado tú. Y ¿te digo de quién?
JM:
JG: ¿Quieres que te diga quién te ha dado dinero para la campaña y te lo has quedado tú?
JM:
JG: Mañana lo tienes por carta, por escrito. Que te lo has quedado tú
JM: Ahora. Ahora
JG: No, no, no. Eso para la guerra. Eres un cínico, un mentiroso.
JM: En la guerra vamos a hablar del Tribunal de Cuentas. Para terminar, Jesús Gil, te digo una cosa: explica al pueblo de Marbella, cómo es posible que el Partido Socialista Obrero Español...
JG: Que yo llegué millonario al pueblo de Marbella y tú estabas tieso
JM: ¡Otra vez! Oye, no te obsesiones con el dinero, estate tranquilo, déjame terminar
JG: Pero coño, si el del dinero ahora eres tú, que ahora vas de millonario y ya lo explicaremos... ya explicaremos de dónde sacas el dinero...
JM: Jesús, ahora
JG: No me tires más de la lengua ahora
JM: Ahora, Jesús... ahora...
JG: Vale...
JM: Entonces te digo que expliques al pueblo de Marbella, Jesús, cómo el Partido Socialista desautoriza a Isabel García Marcos a firmar ese pacto...
JG: Y ¿qué culpa tengo yo si yo no he hecho ningún pacto?
JM: ¡Ah! ¡Qué tu no tienes culpa...! Tú estás detrás del golpe
JG: Yo no he hecho ningún pacto. Yo no he hecho ningún pacto.
SA: Señor Gil, vamos a dejar que el señor Muñoz termine, por favor señor Gil, vamos a dejar que el señor Muñoz termine.
JG: Pues que no mienta, joder, que no mienta
JM: Señores... señores... yo te digo que digas los nombres ahora. Yo no miento. Señores contertulios, muchísimas gracias y disculpen que no les haya dado la opción de preguntarme. Desde aquí le digo al pueblo de Marbella, que vamos a ver lo que pasa el día de la moción de censura, que parece ser que hay tres concejales del Partido Socialista que no están de acuerdo...
JG: A uno le has ofrecido 50 millones esta mañana para comprarlo y anteayer, a otro, 500.
JM: Jesús, Gil, que lo demuestres, que eres un embustero
JG: ¿De dónde sacas el dinero para pagar tanto dinero?
JM: De los convenios que tú firmabas y te lo llevabas. Que lo demuestres
JG: Estás jodido, pero te van a echar por todo lo que yo sé
JM: Jesusito, dilo todo ahora, éste es el momento, que nos vea toda España
JG: Gracias Julián... si no nos da tiempo ahora...
JM: Jesusito, que demuestres todo lo que has dicho y que te vaya bien... y que te vaya bien. Adiós.
JG: Oye, yo te reto, si eres hombre a estar ahí conmigo, en directo, en persona y con papeles
SA: Aquí en 'Salsa rosa', si ustedes dos quieren, están invitados a hacerlo en directo y con papeles.
JM: Cuando tú quieras. Hablamos en las entidades municipales.
SA: ¿El sábado que viene, señor Gil? ¿El sábado que viene, señor Muñoz?
JM: Pon tú el día, Jesús, pon el día
SA: El sábado que viene, por ejemplo
JG: El sábado voy a preparar toda la documentación... después... yo ahora ya no soy un político, para que no tenga que ver nada esto de la moción de censura. El día siguiente estoy contigo ahí; seas alcalde o seas lo que eras.
SA: Sábado 9, están ustedes emplazados
JM: Con papeles, ¿no? Con papeles
JG: Sí, sí
JM: Vamos pa' lante
SA: Señor Muñoz, ¿está usted de acuerdo también? ¿El sábado 9?
JM: Cuando el quiera
JG: No, no... cuando pase la moción de censura he dicho
SA: El primer sábado después de la moción de censura, aquí, en 'Salsa rosa'
JG: A mí no me tiene que atacar de política, de moción... yo no tengo nada que ver con eso. Yo estoy de baja y soy un jubilado.