Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karmele está que rompe

Karemele Marchante se revela como sex-simbol en Honduras. La informadora confiesa que cada día se ve mas favorecida, tanto que incluso cree haber crecido: "me siento más contenta, me siento más alta".
Es lo que tiene la adolescencia, que en el momento menos pensado una da un estirón. Cierto es que la cronista del corazón ha adelgazado, como sus compañeros, pero reservas no le faltaban.
Ese descenso de peso no sólo puede comprobarse en el volumen de sus posaderas. A juzgar por sus declaraciones, la falta de alimento le está afectando gravemente a la cabeza. Una cabeza que clama a gritos ¡Rupert te necesito!. Sin embargo la periodista asegura que "me siento más guapa y siento que ya no necesito ni las mechas ni el tiente de pelo".1
Hasta tal punto ha perdido Karmele el norte que  utiliza su ropa interior como tocado para el cabello. Claro, que teniendo en cuenta la cantidad de tela usada para su lencería, los concursantes podrían usarla como tienda de campaña. Con esas bragas con las que recogía su pelo en la gala de Supervivientes podría confeccionarse un traje de noche para Miriam.
 El caso es que ella se encuentra monísima. No se extrañen si a la vuelta de la isla nos regala un desnudo en Interviú.