Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mateo une a Diego y Adriana

Cuando parecía que nada podría arreglar las cosas entre Diego y Adriana, el pequeño Mateo intercede en su relación y consigue que se produzca un nuevo acercamiento entre la pareja.
Al descubrir que Felix no la abandonó por dinero y siguió durante años enviandola cartas, Alicia se ablanda. Sin embargo, los años y la coraza que se pusó desde que sus padres la obligaron a abandonar al chófer, hacen que no se ablande lo suficiente y sigue sin reconocer al joven como hijo.
Mientras, el pequeño Mateo consigue lo que nada había conseguido en las últimas semanas, que Diego y Adriana dejen de discutir y sean capaces de hacer algo juntos. Al ver que el pequeño enferma, el instinto más maternal de Adri sale a la luz y ayuda a Diego a cuidar de su sobrino. La ternura que provoca en ambos el bebé y la tranquilidad con la que pasan la tarde provoca que surjan sentimientos que parecían enterrados.
Entretanto, gracias a la ayuda de Nacho, Isabel y Mario van por buen camino para arreglar su maltrecho matrimonio. Sin embargo, la reconciliación con Mario tiene unas consecuencias inesperadas para Nacho ya que el acercamiento del matrimonio provoca que Isabel vuelva a levantar un muro infranqueable entre ella y el abogado.
Por últimom, Richard se entera de que Lolo ha sido seleccionado para presentarse al casting para una película y la imaginación del director de Arte se dispara.