Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Murió porque le rompieron el cráneo y el portero sólo pasó dos días en la cárcel

¿Qué le pasó a su hijo Endika?
Según la versión, mi hijo estaba ligando con una chica, había un inglés provocándole. El inglés le señaló la puerta. Salieron para fuera. Los que lo vieron, trataron de evitar que hubiese males mayores y les separaron. Entonces mi hijo ya se iba, pero el inglés se quedó en la puerta y le pegó el portero, que salió como un loco junto con un chico de color. Le dio dos bofetadas. En la puerta de la discoteca. Y después se fue a por mi hijo. Le gritó: ¡delante de mi local no quiero jaleos!
Entonces fue a por él. Le dio dos o tres golpes, uno de los cuales le causó un traumatismo craneoencefálico severo que le condujo a la muerte.
¿Dominaba las artes marciales ese portero?
No, fue un caso de superioridad física. Un tío que lleva tres o cuatro años yendo a un gimnasio, un tío de 37 años pegando un niño de 21...
¿Está en prisión?
Estuvo dos días en prisión.
¿Y en la autopsia qué decía?
Muerte violenta por traumatismo craneoencefálico severo.
¿Qué alegó el portero?
Que no quería matarlo.
¿Y qué hizo tras golpearlo?
Huir. Hasta que el dueño del local le llamó y le dijo que se entregara.
¿Pagó seis mil euros de fianza y está en la calle?
Sí. Y para mí esto es indignante. Le doy mi máximo apoyo a la familia de Álvaro Ussía. Para mí es como si formase parte de esa familia. Quiero que la justicia actúe con contundencia en el caso de Álvaro tanto como en el mío.
Sin embargo, mi familia no tiene el nivel económico del chico éste, y me puedo defender mucho peor.  No quiero que haya ciudadanos de primera y de segunda y me gustaría que hubiera una justicia igual para todos.
Estoy seguro de que así será. No me cabe duda.¿Cómo era tu hijo?
Afable, extravertido, deportista, ligón. Buen estudiante. Estaba trabajando en carias de camarero, apartó los estudios.