Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nacho, un suicida en casa de los Martínez

La heróica actuación de Fiti, que evitará que el joven Nacho se lance desde la azotea de un edificio y la pantomima que Diego y Celia escenificarán para hacer creer a los padres de la mejicana que su relación continúa viento en popa, protagonizarán un capítulo muy especial de 'Los Serrano' que cerrará varios arcos argumentales. Tras su emisión los habitantes de Santa Justa se despiden hasta la próxima temporada.
Fiti se convertirá en el ángel de la guarda de Nacho al que, tras salvar de un intento de suicidio motivado por un desengaño amoroso, acoge en su casa. Sin embargo, ignorará los problemas que derivará esta decisión, ya que su hermana Choni se queda prendada del huésped desde el primer momento. La mujer de José Luis se sentirá acosada cuando el joven comience a trabajar como responsable de mantenimiento del Garcilaso, una situación que hará que no se separen en ningún momento.
Diego y Celia ocultan su ruptura
La llegada a Santa Justa de Emiliano y Martina, los padres de Celia, obliga a Diego a comportarse ante los ojos de sus ex-suegros como si su relación con la mejicana continuase viento en popa. El motivo de esta pantomima es que la profesora de Inglés no ha encontrado aún el momento adecuado para explicar a sus padres la ruptura con el tabernero.
Este engaño sumirá a ambos en un profundo dilema, puesto que no consideran adecuado engañarlos. Sin embargo, el tiempo demostrará que el padre de la novia también esconde un misterioso secreto. Un enredo que guarda no pocas similitudes con el argumento de la película de la cual toma nombre el capítulo, 'Los padres de ella'.
Teté deja Santa Justa
El traslado de Teté a Barcelona es ya un hecho. La joven adquiere un billete de avión y su padre la espera en la Ciudad Condal. Sin embargo, un imprevisto en el aeropuerto impide su marcha. Pese a ello, la joven no se da por vencida y contacta con su padre para que le facilite lo antes posible un nuevo pasaje. Aunque la hija de Lucía se esfuerza por mantener en secreto su marcha, Guille, obsesionado con volver a conquistar a su amada, escuchará fortuitamente la conversación que Teté mantiene con su padre.