Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel Mosquera vuelve a luchar contra sus problemas psiquiátricos

La que fuera la mujer del difunto Pedro Carrasco ha intentado hoy acabar con su vida. Raquel Mosquera no logra superar sus problemas psiquiátricos, y recae una vez más, esta vez intentando atentar contra su propia vida.
No es la primera vez que Raquel Mosquera tiene que ingresar por problemas psicológicos, aunque en las otras ocasiones no fueron tan fuertes como para desencadenar en un intento de suicidio.
Fue en 2006, tras un periodo de fuertes discusiones con su esposo y una depresión post parto, cuando Raquel fue tratada psiquiátricamente. En agosto de 2008 tuvo otra recaída con una crisis de ansiedad, que finalmente fue diagnosticada como un brote psicótico.
El pasado 24 de octubre ingresó voluntariamente en la clínica psiquiátrica donde ha sido siempre tratada, López Ibor. A los pocos días de recibir el alta, Mosquera ha intentado quitarse la vida. Eran alrededor de las 08.00 horas de la mañana cuando un familiar avisaba al Summa, y la trasladaban posteriormente al hospital Puerta de Hierro. La viuda del boxeador fue atendida de varios cortes superficiales en las muñecas y de ingesta de barbitúricos.
Pese a qué llegó prácticamente muerta, incluso los médicos hablaban de muerte cerebral, su vida ya no corre peligro. Sus heridas en las muñecas han sido superficiales pero ha necesitado un lavado gástrico. El centro no ha emitido parte medico sobre la paciente, que se encuentra bajo pronóstico es reservado.
Se desconocen las causas que le han llevado a realizar este acto, pero según informaba Sergio Alis, "Raquel Mosquera está pasando por un momento económico muy difícil y probablemente no esté siguiendo el tratamiento que debería". Deduce, por tanto, que la viuda de Pedro Carrasco "está pasando por sus peores momentos", y que tras abandonar la clínica no ha soportado la presión de la vuelta a su vida normal ya que "eran los primeros días que estaba pasando sola".
Sergio Alis asegura que se puede descartar la posibilidad de que Raquel Mosquera lo hiciera por un tema económico, ya que su estado era muy grave, estaba prácticamente muerta. Según Pepa Jiménez, quién sí lo va a aprovechar es su ex marido, Tony Anikpe, que "va a ir a un programa de televisión para contarlo todo".
Su familia está desesperada, pero unida. Pepa Jiménez asegura que "el padre de Raquel Mosquera declara que tiene miedo por la vida de su hija, que no pueden dejarla sola ni un minuto".