Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sexo lésbico seguro

Ni sólo existe el condón ni las lesbianas son inmunes a los contagios, como muchos/as creen aún. Tanto el VIH como las ITS (infecciones de transmisión sexual) están ahí y no se lleva un cartel en la cara que avise. Por eso, desde las asociaciones se está haciendo un esfuerzo doble para concienciar a las chicas de la necesidad de protegerse.
Para la FELGT () se ha convertido en una prioridad y el pasado Orgullo (dedicado a la visibilidad lésbica) ya repartió 3.000 kits, que incluían una barrera de latex, guantes, preservativos y lubricantes.
"Estamos apenas empezando. La gente apenas los conoce ni los usa, como pasó con el condón al principio. Al faltar investigación y medios, algunos métodos son poco atractivos a priori, y caros a veces, pero lo cierto es que evitan problemas", explica Carmen Hernández, coordinadora de políticas lésbicas de la FELGT.
Además se une el problema a la hora de ir al . "Los profesionales a veces pecan de coitocentrismo y si no ha habido penetración no conciben que pueda haber problemas, muchas lesbianas no acuden asiduamente a la consulta por el mismo motivo y otras tienen miedo a hacerse visibles una vez allí", concluye. Federación Española de Lesbianas, Gays y Transexuales ginecólogo
 Las principales enfermedades entre chicas son los herpes (tanto labial como genital), el VIH, las condilomas o verrugas genitales, la clamidia, hepatitis A y B, sífilis y gonorrea. No hay que olvidar que muchas chicas han mantenido o mantienen relaciones heterosexuales, con lo que la lista se amplía.
Entonces, ¿cómo se puede tener un sexo más seguro?.
  • En el sexo oral (cunnilingus y beso negro) se utiliza el Dental Dam o cuadrante de látex. Puedes compararlos por unos tres euros o hacerlo tú misma con papel de cocina de plástico. Usa una barrera para cada vez y asegúrate de que cubra toda la zona a lamer para evitar el contacto entre distintos fluidos y mucosas. El riesgo aumenta en presencia de sangre menstrual, llagas en la boca o encías inflamadas
     
  • En la masturbación y penetración anal y vaginal se puede utilizar un guante de látex.Evita arrastrar fluidos de tu compañera sexual a tus genitales o boca. Recuerda que si vas a penetrar vaginal; y analmente, o si vas a penetrar a distintas personas, es mejor utilizar un guante distinto.
     
  • Si utilizas , es imprescindible lavarlos antes y después de su uso, con agua y jabón. Si se comparten, utiliza un preservativo diferente para cada una. El uso de lubricantes solubles en agua favorece la fricción y la penetración, disminuyendo la posibilidad de hacerte pequeñas heridas
      juguetes sexuales
  • Para el tribadismo (contacto directo entre genitales) no es fácil conseguir una barrera lo suficientemente funcional. Decide personalmente si quieres practicarlo con tu pareja sexual, valorando el riesgo que conlleva.