Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sharon Stone quiere que un torero le haga daño en el coito como si ella fuese un toro

No sé cuánto tardó el hombre en descubrir la rueda ni los estadounidenses en convertir la zarzaparrilla en Coca-cola, pero sí que puedo afirmar con rotundidad que dieciocho años son muchos años para darse cuenta de que es una gran actriz de una belleza extraordinaria. La rubia llevaba desde 1975 apareciendo en películas de malas a peor hasta que fue elegida para 'Instinto Básico' en 1993, donde realizó un papel por el que es recordada, y 'Casino', en '1995', donde borda una interpretación histórica. Inteligencia distraída, la de la industria; perseverancia, la de la actriz. Sharon Stone
Y así llegó a España. Por esa tenacidad, terquedad diría yo tras taparme los ojos en su paso por 'Bendición Mortal', 'Loca Academia de Policía 4', 'Acero Mortal' o 'Acción Jackson'. Un sonrojante periplo que la llevó a nuestro país para hacer de mujer fatal en 'Sangre y Arena'. Un drama taurino que, graciosamente, va sobre cuernos.
La historia es otra versión cinematográfica más de una novela de Blasco Ibáñez. El torero se enamora de la rubia y abandona a Carmen (Ana Torrent), pero como Sol, que así se llama Sharon Stone en la cinta, es una mujer indomable, el diestro cae en una espiral de alcohol y celos que trunca su carrera hasta que es cogido fatalmente en Las Ventas. Si el hambre da cornadas, viene a decir el director Javier Elorrieta, imagínate una rubia como Sharon Stone. Pese a todo, unos años después, el detective Nick Curran (Michael Douglas) no aprendió la lección y todos sabemos lo que pasó en 'Instinto Básico' con la mujer fatal de las mujeres fatales.
Y en lo que al polvo se refiere. Gran conversación y tremenda lascivia. No os perdáis el vídeo. Ella le dice que quiere que se la tire haciéndola daño, como si ella fuese un toro. Y grita: ¡yo soy tu puta! Momento en el cual la tira sobre la mesa, como y la penetra salvajemente. Muy bonito de ver, aunque también esté doblado, como Brad Pitt a Geena Davis, el de la Obregón.
 
Sharon Stone cruza las piernas en España y en Estados Unidos
Paso inexorable del tiempo: En la cinta tiene un papel de secundario el malogrado . Signo de una época verle hacer de quinqui. En este caso se llama 'El Chiripa'. Metido a torear, cree que está sangrando tras una cogida, pero es que se ha orinado". Antonio Flores
Nota cinéfila: El vestido que luce Sharon Stone en 'Sangre y Arena' fue subastado por Raffaela Carrá en 'Hola Raffaela' para lograr fondos para la lucha contra el SIDA junto a un mono de Carlos Sainz, una raqueta de Arancha Sánchez Vicario, un pony de Bertín Osborne y una camiseta del Sevilla.
Nota al margen: Humorismo involuntario. Un hombre se acerca al portero de una plaza de toros y le dice: "El que está toreando es mi cuñado". El portero replica: "¿y con eso crees te voy a dejar pasar?". A lo el cuñado apostilla: "No, si no quiero pasar, que a mí no me gustan los toros". Con lo que el encargado accede: "Ah, pues mira, a mí tampoco: pasa, pasa".
SANGRE Y ARENA
TITULO ORIGINAL: Blood and Sand (Sangre y arena)
AÑO: 1989 
DURACIÓN: 113 min.    
DIRECTOR: Javier Elorrieta
GUIÓN: Rafael Azcona, Ricardo Franco, Thomas A. Fucci (Novela: Vicente Blasco Ibáñez)
MÚSICA: Paco de Lucía, Jesús Gluck
FOTOGRAFÍA: Antonio Ríos
REPARTO: Christopher Rydell, Sharon Stone, Ana Torrent, Guillermo Montesinos, Albert Vidal, Simón Andreu, Antonio Flores, José Luis de Villalonga, Tony Fuentes, Julia Torres, Aldo Sambrell, Daniel Martín
PRODUCTORA: Coproducción España-USA; José Frade Producciones Cinematográficas / Twentieth Century-Fox