Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara difunde una foto muy comprometida de Ainhoa y Ángel

Ángel rescata a Ainhoa del ataque de Toni y sus amigos. Ainhoa quiere denunciarles pero Ángel no quiere meterse en líos y responderá a las preguntas de Ainhoa confesándole que está en libertad vigilada. Tamara se sentirá muy desplazada por su amiga y planea su venganza difundiendo la foto de la fiesta en la que Ángel y Ainhoa están al borde del beso...
A Ainhoa le cuesta asimilar los cambios pero tiene algo muy claro, no quiere volver con Víctor de ninguna manera ya que "lo nuestro está muerte desde hace mucho tiempo". Sin embargo, está preocupada porque no podrá evitar verle cada día y Ángel le propone que cambie de comopañías y salga con él y con sus amigos.
Alberto vs. Víctor
Alberto abrirá los ojos a Víctor. Tras desenchufar en dos ocasiones el equipo de música del Sunset, Alberto les pedirá que se vayan y, entre insultos, le dirá que él es homosexual, igual que su padre. Un incidente que casi acaba a golpes entre los jóvenes.
Mientras, en casa de Víctor las cosas no van mejor. Ginés asegura estar pasando una crisis y niega el divorcio. Su padre cree que, en la vida, todo le ha sido muy fácil y, para que aprenda el valor de las cosas, le retira el dinero y le hace ganárselo ¿Cómo? Como hamaquero.
Tamara, celosa de Ainhoa
Ainhoa está decepcionada con su hermano, cree que ha sido muy injusto por no defender los intereses de Alberto frente a Víctor y sale corriendo. Ángel quiere ir en su busca y arreglar el malentendido pero en ese momento llega Tamara y, en un ataque de celos, le da un ultimatum, "si te vas detrás de ella me marcho", le dice.
Pero cuando parece que Ángel va a dejar pasar el enfado de Ainhoa, decide ir tras su hermana. Así, la encontrará acorralada por los amigos de Mito quienes pretenden darle un escarmiento. Sólo con un puñetazo logrará acabar con las amenazas a su hermana.
Al día siguiente, Ainhoa quiere ir a comisaría a denunciar pero Ángel se niega lo que hace sospechar a su hermana quien insiste en que le cuente la verdad y entonces él confiesa, "estoy en libertad vigida", pero no revela los motivos, "no voy a contestar a ninguna pregunta más".
Mientras, Tamara continúa intentando quedar con Ángel y este rehusará alegando que tiene una cita (lo que no dice es que es con su asistenta social), ella está convencida de que es con su hermana. La chica se sentirá despechada y más, cuando Víctor le insinúa que es una cualquiera.
Despechada, decide enviar la fotografía que capturó de Ángel y Ainhoa en la fiesta, demasiado cerca. La foto llegará hasta Víctor.