Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Técnicas científicas: identificar cadáveres y hallar las causas de un accidente

Un tacógrafoTELECINCO.ES
Después de una tragedia como la de 'Los Alfaques', los cuerpos quedan tan carbonizados que es imposible reconocerlos, y en este caso incluso, el mal estado de los cuerpos y la brutal tragedia llegaron a provocar confusiones escalofriantes que recogían los diarios de la época.
"La sandía llegó a ser etiquetada como si fuera un cráneo por los primeros socorristas. Cuando el funcionario se acercó al presunto cráneo vio que en su interior sólo había gran cantidad de pepitas".
Así, el único método para identificar los cadáveres son las dentaduras de los fallecidos, que se convierten en un elemento clave para poder identificar los cuerpos.
"Las dentaduras son únicas y son además un método muy bueno en el tema de quemados porque resisten, es lo que se llama la caja negra del organismo porque resiste temperaturas muy altas y cuando ha habido restauraciones nos da una información importantísima de la persona", dice Ramón Fernández Arcalís, inspector jefe de la policía científica CNP. 1
La identificación odontológica permite reconocer un cadáver a partir de los dientes que permanecen prácticamente intactos después de un incendio o una gran catástrofe. Es básico el historial dental de la víctima para conocer si ha habido implantes, prótesis, implantes o extracciones. Con toda esta información se hace una comparación de dentaduras. Los datos registrados antes de la muerte se cotejan con los obtenidos del cadáver. Pero la identificación dental tiene un punto débil: los niños. La mayoría no tiene historial dental y es imposible hacer la comparación. Los forenses se enfrentan a la dura situación de pedir fotografías de los pequeños a sus padres.
"Te angustiaba ver la foto del sueño de un niño y al lado tener la foto de un dentadura, y que encajaba", comenta Manuel Rodríguez Pazos, forense.
Averiguar las causas de un accidente
Uno de los elementos más importantes a la hora de averiguar las posibles causas de un accidente es el tacográfo. Es como la caja negra de los aviones, de donde se extraen los datos sobre a qué velocidad se circula en el momento del choque.
Un sensor ubicado en al caja de cambios envía los datos al tacógrafo donde quedan grabados en un disco de papel. En este documento debe aparecer el nombre del conductor y la matrícula del vehículo. Una vez iniciado el viaje, el disco anota minuto a minuto la velocidad del vehículo y tambiénb la distancia recorrida y las paradas efectuadas
"Hay talleres ilegales que se dedican a la manipulación de estos tacógrafos. Entre el 25 y el 30% de la flota podría conducir con este manipulado." ,  Agustí Migó, jefe de tráfico de los Mossos d'esquadra de Barcelona.