Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Volvemos de vacaciones

Por fin se produce el esperado reencuentro entre Álvaro y Bea pero no fue tan idílico como él esperaba.
Alentado por su padre, Álvaro decide acudir a Bulevar en busca de Bea y confesarle que aún sigue amándola. Sin embargo, su mejor amigo se interpone en su camino porque ha sido amenazado por DIego: si Álvaro aparece por la redacción le despedirá.
Gonzalo llega justo a tiempo y consigue que su fiel amigo no llegue a entrar en el edificio prometiéndole que el mismo va a sacar a Bea para que puedan hablar. Su sorpresa será mayúscula, cuando entra en la cafetería de Bulevar se encuentra a Bea muy acaramelada con Nacho. No le queda más remedio. Tendrá que engañar a su amigo, que no soportaría tan duro varapalo.
Mientras tanto, el ambiente en Bulevar está revuellto después de las vacaciones. Diego tiene un as escondido, nadie en la primera reunión de 2008 esperaba que el director comunicara que va a llevar a cabo un cambio en la línea editorial de la revista: quiere convertir Bulevar en prensa amarilla.
Aunque cree que Bea está fuera del país, Álvaro no cesa en su empeño y llama a Bea. Sin embargo, las cosas no saldrán como esperaba, la joven rechaza su invitación a cenar escudándose en el mucho trabajo que tiene y le propone verse en un sitio neutral: la redacción de Bulevar.
Por su parte, Francisco intenta disculparse con Diego por no haberle reconocido en su infancia. Trata de hacerle entender que era un momento complicado y que pueden empezar de cero. Sin embargo, Diego no parece muy por la labor de perdonar a su padre porque le cree culpable de la muerte de su madre.
Mientras tanto, la relación entre Richard y Eche sigue en punto muerto. La indiscreta Bárbara, que confesó a Daniel que iban a acudir a un concierto de 'La quinta estación', provoca que Richard se presente en el local e intente un nuevo acercamiento con el creativo de la revista, quien continúa dolido por su actitud y le dice que no quiere volver a verle.
Tras pasar las navidades solo, Álvaro se ha decidio a ir a Bulevar en busca de su amada. Sin embargo, el primer acercamiento no es cómo esperaba: cuando llega a Bulevar 21 se encuentra a su ex abrazada a Nacho. Álvaro se marcha cabizbajo y decide desligarse por completo de Bulevar. 
Pese a lo dolido que está después de ver que su chica a rehecho su vida,  intentará propiciar un reencuentro con ella y disfrutar de un momento de intimidad lejos de Nacho para poder hablar con ella. Aprovechando la entrega del premios a la mejor carta de amor en la redacción de Bulevar, Álvaro se cuela en el baño para hablar con Bea a solas.
Por su parte, Richard no ha podido aguantar más la presión y ha confesado a sus amigas que su misterioso amante, es Echegaray. La sorpresa es mayúscula para las chicas, pero Caye decide afrontar la situación e ir a hablar con Echegaray, dando la mayor naturalidad al asunto.
La charla con Echegaray hace que Caye se de cuenta de lo que está perdiendo y provoca efectos secundarios en su relación con Jota: Cayetana propone a Jota irse a vivir juntos.