Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve el amor a Bulevar, Bea y Álvaro se besan

Ha llegado el momento más esperado. Por fin Álvaro y Bea reconocen sus sentimientos y se dejan llevar por la pasión del momento y se funden en un apasionado beso. ¿Qué pasará ahora?
Por fin. Ha llegado el momento más esperado en 'Yo soy Bea' (más importante si cabe que el cambio de look de Bea). Después de muchas idas y venidas, nuestra pareja favorita se ha dejado llevar por el deseo y la pasión: Bea y Álvaro se han besado.
Casi un año después de la ruptura y tras intentar rehacer sus vidas junto a nuevas parejas, nuestros protagonistas no han podido aguantar más. Los sentimientos que los unieron siguen vivos y han sido incapaces de luchar contra ellos.
Vuelta al trabajo
Llevaban ya tiempo jugando al gato y al ratón. Si él quería, ella no y cuando Bea rompío con Nacho porque seguía enamorada, Álvaro se fue a vivir con Olga. Siempre algo se interponía entre su amor y parecía que no había manera de que sus caminos se volvieran a cruzar.
Sin embargo, el plan de Álvaro les pondría otra vez muy cerca. Tras la muerte de su padre, Álvaro regresó a Bulevar con la intención de hacerse con el poder. No sería fácil y tendría que humillarse ante Diego para conseguir su beneplácito y acercarse, poco a poco, a la cima.
Aquí empezó todo de nuevo. Todos los días viéndose la cara en la oficina. Los recuerdos afloraron y los sentimientos empezaron a estar a flor de piel. La chispa estaba a punto de surgir y es que, ya lo dicen, donde hubo fuego siempre quedan rescoldos.
Pero aún faltaba el gran paso. El ascenso de Álvaro a secretario terminó por remover sus emociones. Bea y Álvaro empezaron a trabajar juntos, como en los viejos tiempos ¿podrían aguantarlo?
Las situaciones pasadas les hicieron débiles. Miles de recuerdos pasaban por su memoria cada vez que estaban cerca. Trataban de resistirse, pero era inevitable: el amor estaba en el aire.
Cuando parecía que no iba a pasar nada, Bea tomó las riendas: "¿Todo lo que le has dicho a Teófilo sobre mí lo sientes de verdad?".
Álvaro no daba crédito, pero su respuesta no se hizo esperar: ¿Cada palabra que le he dicho? Tan sincera como que la única persona que me importa en el mundo eres tú".
Bea se deshizo. Acababa de escuchar la frase que llevaba esperando tanto tiempo. En un arranque de pasión la joven se lanzó a brazos de su amado y se fundió en un intenso beso.
Después de tanto tiempo, volvían a estar juntos. ¿Qué pasará después del beso? ¿Se darán una segunda oportunidad?