Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se acabó 'Aquí hay Tomate'

El rey de la sobremesa se despide. Más de 1000 programas, 60.000 vídeos propios, una media de tres millones de espectadores durante sus cinco ediciones, máximas de 27% de share y el entusiasmo de la audiencia son la historia que deja tras de sí este mito televisivo.

Un programa que se ha convertido en leyenda por derecho propio, creador de otra forma de hacer televisión. Ellos han inventado un nuevo lenguaje y han enseñado a las demás cadenas cómo convertir la tradicional y pastelera prensa rosa en una información directa, ágil y, sí, a veces agresiva. "Esta es la noticia más importante del Tomate en casi cinco años de emisión", ha asegurado Jorge Javier antes de soltar la anteúltima exclusiva del programa." Y la más esperada por Isabel Pantoja", ha apostillado Carmen Alcayde.
Y llegó el Tomate
Hubo un tiempo en que ser famosos sólo implicaba beneficios, prebendas y dinero fácil gracias a  respetuosas exclusivas, arbolito de navidad mediante o boda de rigor en la rural capilla feliz. Hasta que llegó el Tomate. Durante un tiempo se convirtieron en una suerte de Robin Hood de la audiencia que robaba sus miserias a los ricos para regalárselas a los pobres. Cruzaron límites, traspasaron fronteras antes intocables y enfadaron a muchos para demostrar que otra información era posible.
 Pasaron de hablar de los personajes de siempre a inventar personajes de hoy, subieron los colores a la prensa rosa, decidieron no casarse con ningún famoso, inventaron una nueva forma de administrar la información, inolvidables cortinillas, siglas para el recuerdo, además de un lenguaje propio. Hoy, hasta los famosos bromean entre sí con una amenaza sorda: "a que se lo digo al Tomate". Todo el mundo sabe lo que es 'tomar tomate', 'ser tomatero', o tener 'un par de tomates', como Miquel Serra en su blog.
¿Volverá?
No. La audiencia lo pedirá pero no repetirán. No se trata de un hasta luego sino de un adiós definitivo. ¿Por qué negarse a un posible después? Pues porque será más divertido seguir creciendo e inventando. Es un buen momento, ahora que otras teles están copiando la 'fórmula tomatera' para seguir imaginando la televisión de pasado mañana.1
Denostado por muchos, aclamado por otros, 'el Tomate' ha sido para muchos españoles "como votar al PP", según sentenció Jorge Javier en 'La Noria', el presentador de este espacio junto con Carmen Alcayde. "Nadie se atreve a reconocer que lo ve". Y, sin embargo, todo el mundo ha seguido cada tarde sus exclusivas.
La redacción más caliente
El equipo que hace 'Aquí hay tomate', conocido en todo Telecinco por sus ganas, su entrega, su ritmo trepidante, su profesionalidad y su espíritu periodístico, vive hoy el momento más difícil del los últimos cinco años. Es difícil saber que el último total está tan cerca. Antes de que fuera público, mientras Jorge Javier y Carmen Alcayde 'jugaban' con al audiencia a la intriga haciendo de tripas corazón dispuestos a anunciar la despedida, al otro lado de las cámaras todo un grupo de grandes profesionales trabajaba intentando interiorizar la noticia.
"¿Cómo estáis?", preguntamos.  "Bloqueados. Cuando hemos contado la noticia al equipo, se ha hecho un gran silencio. Nadie se lo creía. Este equipo se ha dejado la piel durante cinco años. Estamos muy orgullosos de nuestro trabajo. Asimilaremos esta despedida con el tiempo", responden desde el corazón del 'Tomate'.2
Desde telecinco.es queremos felicitar a uno de los mejores equipos de la tele por haber hecho historia con su trabajo, su insomnio, su entusiasmo y su pasión. A los redactores, a los editores de vídeo, a los cámaras, a los estilistas y maquilladores, a los responsables de sonido e iluminación, a los productores, a Óscar y Adrián, a Ana Isabel, a Jorge Javier y a Carmen Alcayde, a todo el equipo: enhorabuena, valor y fortaleza. Valor para afrontar nuevos retos y fuerza para llevarlos a cabo