Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más allá de las apariencias

Un guardia de seguridad, un marido, un vecino, un mendigo... Son muchos los sospechosos del asesinato de Lenny Sam. Aunque la culpabilidad del mendigo parecía obvia, pronto Crews intentará ir más allá de las apariencias y buscar la verdad escondida en una complicada trama urdida por los mismos vecinos.
Un hombre aparece muerto en su casa a consecuencia de un disparo. Se trata de Lenny un hombre que compartía una de las residencias más lujosas de la ciudad junto a su marido James.
Una mansión situada a las afueras y rodeada por pocos vecinos. Sin embargo, Crews, quien se trasladara a la escena del crimen, pronto se da cuenta de que algo no encaja y encuentra aun hombre escondido entre los árboles que rodeaban la casa.
Su intento de huida le sitúa como un posible sospechoso pero Crews, más allá de las apariencias, comprende que algo no encaja. La alianza del asesinado aparece en su bolsillo y se encuentran algunas de las pertenencias en su interior.
El mendigo acusa al propio marido de Lenny de dispararle y ésta será la versión más creíble para Crews que tendrá que encontrar la verdad dentro de una complicada red que los vecinos han urdido.
El mendigo y James no son los únicos sospechosos. Una de las vecinas escuchó un grito en casa de Lenny y acusa a su propio marido de matar a Lenny. El motivo, cree que su marido es homosexual y que mantenía una aventura con su propio vecino.
El propio guardia de seguridad de la finca, pronto se convierte en un sospechoso. En varias ocasiones, reitera su desprecio hacia los homosexuales con frases como "no me gusta merodear cerca de los gays!.
Tres sospechosos, pero Crews tiene claro quien es el único inocente, el mendigo. Sin embargo, es el que está más cerca de ir a la cárcel y pagar por un delito que no cometió.
Finalmente, un saco enterrado con las pertenencias de la víctima y de su pareja, revelará que fue so propio marido quien, aliado con su vecina, decidieron matar a Lenny e inculpar a su vecina para cobrar el dinero de los seguros.