Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un año separada de su hijo por darle una colleja

Son sordos, pero no mudos. Han venido a Rojo y Negro para denunciar que un juez les quiere separar de su hijo. El joven no hacía los deberes. Nunca le habían pegado, pero aquella colleja fue como si le hubieran estado maltratando.
El niño llegó con sangre en las fosas nasales. El colegio puso en marcha el procedimiento habitual. Ahora, el juez ha decretado una orden de un año de alejamiento. Doce meses sin ver a su madre.
Su madre no puede dormir. Su padre siempre está llorando. Llevan trece años casados, viven en Pozo Alcón (Jaén), y tienen todo el apoyo de sus vecinos. Muchos de ellos declaran unidos que ellos también le han dado alguna vez un bofetón a sus hijos.
La opinión sobre ellos en el pueblo es unánime: "Son muy buenos. Muy humildes. No hay discusiones. Son como los demás". Su sobrina entiende que es vergonzoso: "No hay derecho. El niño está mal. Ve a su madre llorar, ve a su padre llorar. No han podido hablar con su hijo.
Opinión de la fiscal
Pilar Sánchez, fiscal del caso, piensa que es desproporcionado: "Pero es totalmente ajustado a lo que la ley nos dice. En este caso, como recoge la sentencia, la madre lo cogió del cuello y luego le dio un tortazo de modo que se golpeó con el lavabo y sangró por la nariz. De acuerdo con esto, se ha aplicado lo que la ley dice".
Opinión de un abogado experto en menores
Sin embargo, Manuel Maza, letrado experto en este tipo de casos, cree que la fiscal no dice toda la verdad: "Desde mi punto de vista, la ley no está pensada para esto. Para una madre que intenta a educar a un hijo o intenta corregir la conducta. La fiscal dice que aplica la ley, pero no es cierto. Porque la ley del 28 de diciembre de 2007 es cuando se quita. De modo que se aplica retroactivamente a unos hechos que pasaron en 2006. Es inconstitucional.
Posible indulto
No obstante, la fiscal deja ver una posible solución. Como puede resultar más contraproducente para un niño que su madre se tenga que alejar de él, si la sentencia una vez firme se mantiene en estos términos, se aprobaría una solicitud en tiempo parcial para que la madre no se separe de sus hijos.
Para Maza, esto es solucionar una mala aplicación de la ley con el indulto. O reforman la ley, o aplicarlo sólo en los casos graves. No se puede privar a los padres del derecho a educar a sus hijos. Por lo menos que les puedan gritar, porque según esto, un grito también sería un maltrato psicológico.