Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos años de amor en el diario de Bea

Bea escribiendo en su blogTELECINCO.ES
"En este día tan terrible vi la luz durante unos instantes. Fueron breves, pero muy intensos.¿Alguna vez habéis sentido una punzada tan grande en el corazón que os habéis mareado ¿Alguna vez os habéis perdido en los ojos de un extraño? Así, sin más, sin saber ni cómo ni por qué. Feonautas, hoy sentí que mi alma se revolvía al cruzarme con el hombre más guapo del planeta. Sólo me miró un segundo - normal, tiempo suficiente para que su cerebro reaccionase y sus ojos apartasen su mirada de mi careto- pero... mereció la pena. ¿Sabéis? Volvería a pasar por mil y una entrevistas infernales con tal volver a verlo."
1 Esto es amor a primera vista. Desde el día de su entrevista en Bulevar, Bea puso sus ojos en Álvaro. Lo que no sabía por aquel entonces era que aquel jefazo de la revista cambiaría su vida para siempre.
El destino, y una intervención a tiempo de Álvaro, hicieron que Bea acabara ocupando el puesto de secretaria. No era el trabajo ideal pero como ella misma confiesa "el despacho cueva" tiene algo bueno. Poder estar al lado de él, de mi jefe, tooodos los días. Si abro un poco la puerta le veo allí, sentado, en su mesa leyendo el periódico. Tendríais que verle. Es tan guapo... Y esa sonrisa, esa mirada... Me recuerda a uno de esos galanes de las películas americanas."
Cada minuto que pasaba a su lado lo disfrutaba al máximo, no podía dejar de pensar en él y "pensar en que mi jefe podría dimitr me produce escalofríos, hace que me suden las manos y los pelos de los brazos se me pongan tiesos como escarpias. Si lo hiciera no le volvería a ver nunca más, no volvería a despertarle por las mañanas..."
La joven estaba rendida a sus pies pero todavía le quedaba un largo camino por recorrer junto al hombre que amaba. Sin embargo, Bea ni se planteaba tener una relación con él pero su vida cambió en las navidades de 2006, cuando Álvaro la besó por primera vez. Estaba feliz, emocionada y no dudó en contarnos a todos como fue ese momento.  " Fue un beso lento y cálido...un beso de verdad de la buena. ¿Alguna vez os habéis derretido? Yo sí... Cuando mi jefe tomó mi cara entre sus manos mirándome muy fijamente y acercó sus labios a los míos fue como si mi voluntad sacara la banderita blanca y pidiera la rendición"
Todos los sentimientos que habían estado tanto tiempo reprimidos dentro de mi, salieron como un torrente liberados por sus besos y por sus caricias... Él supo como hacer que mi primera vez fuera el momento más especial de mi vida. Me besó un millón de veces, acarició cada centímetro de mi cuerpo, fue tierno, dulce, me hizo sentir todo un universo de sensaciones que yo hasta ese momento desconocía...Él es la razón por la que mi corazón late todos los días. Ya nada me da miedo ni me perturba porque se que es parte de mi y yo soy parte de él.
2 Desde ese día, la relación entre ambos fue viento en popa. El único inconveniente era que todavía tenía que vivir su amor a escondidas. Sin embargo, eso no parecía importale a Bea quien rebosaba felicidad en su blog. "Él me ama tanto. Se ha pasado toda la noche susurrándomelo al oído. Mientras llenaba cada centímetro de mi piel con millones de besos. Y sus ojos enteros me lo gritaban al despertar. Se que a partir de ahora este amor verdadero será la fuerza necesaria para enfrentarnos a cualquier dificultad. Ya no tendremos que ocultarnos ni huir. Ahora podremos vivir nuestro amor como queremos. Juntos y para siempre."
Sin embargo, Álvaro no era sincero y a pesar de sus sentimientos Bea se sintió traicionada cuando descubrió la verdad,  "sólo soy una fea más... la más tonta, la más ciega de todas las feas de este mundo. Una fea utilizada que ha caído en la trampa más antigua del mundo como una mosca en una telaraña. La de pensar que un hombre como... mi jefe, se enamoraría de mi, la de pensar que el cuento de la cenicienta era posible. Cuando recuerdo esos momentos, siento nauseas, asco de mi misma, feonautas. Mi primera vez, ese instante maravilloso de repente se ha convertido en algo que preferiría que nunca hubiera ocurrido."
Pasaron los meses y Bea se propuso olvidar Álvaro. La joven inició una relación con Nacho pero la cosa no llegó a buen puerto porque como ella misma confiesa en su blog "estoy a gusto con Nacho, pero si os soy sincera, no me hace sentir lo mismo que Álvaro, él no logra que mi corazón lata a mil por hora, ni hace que las cosquillas en mi estómago se vuelvan tan insoportables que me entren ganas de vomitar. Eso sólo lo consigue él, mi ex amado, el Innombrable. Es el único que puede hacer que todo mi cuerpo se vuelva a estremecer con una sola mirada." 3
Las cosas volvieron al comienzo y poco a poco la pareja fue retomando poco a poco su relación. Bea estaba exultante, "sus labios sobre los míos, su mano acariciándome el cuello. Ese olor a almendras tostadas invadiendo mis sentidos. Me he sentido tan viva. De nuevo, feonautas, es como si no hubiese pasado el tiempo entre nosotros, como si jamás hubiésemos dejado de ser uno... El Innombrable me quiere. Me ha vuelto a demostrar que a pesar de todo lo que ha pasado durante este tiempo, a pesar de que hayamos rehecho nuestras vidas y las cosas no hayan salido como esperábamos, él sigue amándome de la misma forma que yo le amo a él. Sus ojos lo decían todo."
Finalmente, parece que todo va a salir bien y "después de tanto sufrimiento, el Innombrable y yo volvemos a ser pareja. Vuelven nuestros momentos de pasión en el baño, los besos clandestinos, las caricias furtivas. Feonautas,¡vuelvo a ser feliz!"