Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres bebés congelados durante 20 años

Una mujer confiesa haber ocultado los cadáveres de sus tres hijos recién nacidos en el congelador de su casa en la localidad de Wenden-Möllmicke (oeste de Alemania). Los cuerpos permanecieron ocultos en el fondo del arcón del congelador, envueltos en toallas y metidos en bolsas de plástico.
Aunque se desconoce el momento en el que fallecieron, hasta que sea practicada la autopsia, se presupone que uno de ellos murió en 1988, ya que junto al cadáver se encontró un periódico de ese año. La fiscalía encargada del caso, Siegen,  asegura que los bebés nacieron con vida y que no eran trillizos. No obstante será necesario esperar el resultado de la autopsia para conocer las causas del fallecimiento y  conocer la implicación de la madre en las muertes. Aunque la mujer ya ha sido detenida acusada de homicidio, según señaló el jefe del grupo de homicidios de la policía alemana en Hagen, Herbert Fingerhut.
Uno de los hijos del matrimonio, de 18 años de edad, encontró casualmente los cadáveres mientras buscaba una pizza para comer. El joven informó a sus hermanos, un chico de 22 años y una chica de 24, de lo ocurrido y juntos decidieron esperar a la llegada de sus padres, que pasaban el fin de semana en Selva Negra (sur de Alemania). No fue hasta última hora del domingo cuando la familia denunció los hechos a la policía.