Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las diez caras de Cayetana

A sus más de 80 años, está mejor que nunca.telecinco.es
Dos maridos, seis hijos, nueve nietos, un novio y algún que otro amante. Grande de España y la aristócrata con más títulos de todo el mundo, María del Rosario Cayetana Alfonsa Victoria Eugenia Francisca Fitz-James Stuart y de Silva, o sea la Duquesa de Alba, ha hecho siempre lo que ha querido. Superada la barrera de los 80 años y con tres operaciones recientes, vive disfrutando al máximo y sin dejar de lado ninguna de sus facetas.
1. Hija de Jacobo Fitz-James Stuart y María del Rosario de Silvia y Gurtubay. La Duquesa de Alba nació el 28 de marzo de 1926 en el madrileño Palacio de Liria. A los ocho años se quedó huérfana de madre. Pasó su infancia y su adolescencia exiliada junto a su padre entre España, Inglaterra y Francia. Personajes importantes le acompañaron en sus primeros años de vida. Destacan sus padrinos de bautismo, el Rey Alfonso XIII y su mujer, Victoria Eugenia, y Winston Churchill, con el que está emparentada.
2. Enamorada de sus dos maridos y ahora del 'joven' Alfonso Díez. A la Duquesa de Alba siempre le ha sonreído el amor. Se casó con Luis Martínez de Irujo en octubre de 1947 en Madrid. Sus 25 años de matrimonio terminaron cuando él falleció víctima de una leucemia (Houston, 1972). Seis años después se volvió a casar con el ex jesuita Jesús Aguirre. La boda estuvo rodeada de polémica (¡cómo iba a casarse con un cura!), pero a ella le dio igual y su matrimonio duró 23 años. En 2001 el teólogo moría por una embolia pulmonar. Ahora sigue haciendo oídos sordos a los comentarios. Desde 2008 pasea del brazo de Alfonso Díez Carabantes, un funcionario del Ministerio de Trabajo adscrito a la Seguridad Social. Eso sí, no hay planes de boda. La Duquesa lo dejó claro en un comunicado emitido el 23 de agosto de ese mismo año.
3. Madre y abuela. Fruto de su primer matrimonio son sus seis hijos que le han dado nueve nietos y entre los que hay 20 años de diferencia: Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia. Ninguno ha tenido tanta suerte en el amor como ella. Sólo Fernando, que permanece soltero, se ha librado del divorcio. Cayetana ya sólo tiene una nuera, la periodista Inka Martí, segunda mujer de su hijo Jacobo.
4. Noble entre las más nobles. Según el Libro Guinness de los Récords, es la aristócrata con más títulos del mundo. Se convirtió en la XVIII Duquesa de Alba en 1953 al morir su padre. Es la tercera mujer que ostenta este cargo por derecho propio. Su hijo Alfonso, el Duque de Húescar, será su heredero, aunque no pasarán a sus manos los cinco títulos que la Duquesa ha entregando a sus otros hijos (Duque de Aliaga, Conde de Siruela, Marqués de San Vicente del Barco, Conde de Salvatierra y Duquesa de Montoro).
5. Andaluza de sentimiento. Aunque nació en Madrid, se siente de Sevilla, ciudad de la que es hija adoptiva y donde ha fijado su residencia. Además es hija predilecta de Andalucía y posee una estrella en el paseo de la fama de Puertobanús por su estrecho vínculo con Marbella, donde veranea y donde se refugió al morir su segundo marido.
6. Torera porque le gustan los toros y va a la plaza siempre que puede. Porque uno de sus mejores amigos es el ex matador Curro Romero. Porque su ex yerno es Francisco Rivera. Y porque su primer amor fue un torero. En 1945 vivió un apasionado romance con Pepe Luis Vázquez pero tuvo que concluirlo por expresa orden de su padre.
7. Modelo de pintores, escultores y fotógrafos. Cayetana ha posado para distintos artistas: desde Zuloaga a Richard Avedon, que la fotografió bailando en 1959 para la revista 'Harper's Bazaar', que acaba de estrenar su edición en español. Quiso hacer lo mismo Picasso. El malagueño le propuso posar como 'La Maja desnuda' de Goya, pero ella lo rechazó. "Creo que me hubiera agobiado, eran otros tiempos", explicó recientemente. Otros dicen que fue su marido, Luis Martínez de Irujo, quien se lo impidió. Aunque más que ser modelo, a ella lo que le gusta es pintar. Su estilo lo define como "impresionista y un poco naif".
8. Polémica porque ha estado siempre en el punto de mira. No sólo es una grande de España, también de la prensa rosa. Muy sonado fue su supuesto romance con Antonio el bailarín, que siempre aseguró ser el padre del cuarto hijo de la Duquesa, Fernando. El periodista Santi Arriazu lo recogió en su libro 'Memorias de viva voz. Autobiografía y testamento. Antonio el bailarín' y tuvo que pagar una multa de 90.000 euros por intromisión ilegítima en la intimidad. La Duquesa ganó el juicio, pero no negó el romance. Polémica también cuando en 2007 fue nombrada hija predilecta de Andalucía con la oposición de los jornaleros a los que llamó "locos" y "delincuentes". En 2008, la revista 'El Jueves' la convirtió en la protagonista de 'American Beauty'. Quiso secuestrar el número, pero no lo consiguió.
9. Sin complejos es como ha vivido siempre. Nunca le ha importado lo que se ha dicho de ella. Criticada por su matrimonio con Jesús Aguirre y ahora por su relación con Alfonso Díez, dice que le "importa un pepino" lo que digan los demás. Lo ha demostrado en el amor y también en su vestimenta. Porque con más de 80 años nada le impide ser la Duquesa hippie. Sólo hay que ver sus bikinis o sus vestidos playeros.
10. Coleccionista de arte. Los Alba tienen una pinacoteca a la altura de los Thyssen con cuadros de Tiziano, Goya, Velázquez, El Greco, Rembrandt o Picasso. Familiar de Cristóbal Colón, atesora 21 documentos del descubridor de América en su Biblioteca donde hay más de 30.000 volúmenes, entre ellos la Biblia de los Alba de 1430. Son sólo una ínfima parte de su legado. Únicamente en tierras tiene más de 34.000 hectáreas, media isla de Lanzarote y 170 veces el principado de Mónaco. Una de sus residencias más importante es el Palacio de Liria, en el número 20 de la calle Princesa de Madrid. Su otro gran palacio es la casa de Dueñas, donde nació el poeta Antonio Machado. En 1976 la Duquesa decidió crear la Fundación Casa de Alba para gestionar todo su legado.