Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los celos escondidos

Los celos encubiertosTELECINCO.ES
Detrás de todo ese fingido hodio no hay más que una mujer que teme que su marido la abonde o la cambie por otra. Esto es lo que descubrimos cuando, en el rellano, Paca admite que sospecha que Natalio está "intimando con Desislava".
Paca implora constantemente la temprana muerte de su marido para disfrutar de su vida en soledad y sin alguien a quien dar explicaciones. En numerosas ocasiones hemos visto como la frustrada soprano regalaba a su aún vivo marido urnas funerarias, coronas repletas de flores donde rezaba "tu esposa sí te olvida".
Además, intenta provar esta muerte a toda costa. Le da de comer comida de perro, no le deja dormir en la cama en numerosas ocasiones para destrozar su espalda, le impide la entrada a la casa... Pero, a su vez, le reprocha que llegue tarde, que apague el móvil, que no le preste atención o que no converse con ella.
Todo muy sutil hasta que llegó Desislava. La búlgara de largas y esbeltas piernas parece haber encandilado al científico y Paca ha comenzado a experimentar esa extraña sensación que son los celos.
Parece una simple anécdota hasta que, cierto día, la soprano teme que su marido y Desislava estén disfrutando de su soledad mientras ella acude a la compra. Su amiga y Paquito, el portero, no pueden sino contener la risa.
Pero, al menos hoy por hoy, no son más que temores y Desislava continúa siendo fiel a Sigur.